Monreal pide a la ALDF recursos por 2 mil 416 mdp; irían a reconstrucción y pago de laudos

Un edificio dañado por el sismo en la colonia Roma (archivo). Foto: Alejandro Saldívar Un edificio dañado por el sismo en la colonia Roma (archivo). Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Ricardo Monreal Ávila, delegado en Cuauhtémoc, entregó este martes los requerimientos para el ejercicio fiscal 2018 a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

En total, suman poco más de 2 mil 416 millones de pesos e incluyen 147 proyectos con los cuales el delegado de Morena buscará enfrentar los daños causados por el sismo del 19 de septiembre. Asimismo, intenta una asignación más equitativa para tener fondos suficientes para pagar los laudos heredados.

“Tenemos más de 70 edificios a punto de colapsarse que tienen riesgo alto, e incluso edificios públicos que requieren fortaleza de estructuras, además de viviendas que requieren todo el respaldo institucional”, expone Monreal en su documento entregado a la ALDF.

Y añade: “La emergencia sigue latente: los trabajos de reconstrucción aún no inician; las y los afectados todavía no han recuperado sus viviendas, y los servicios para estas personas damnificadas aún son limitados, todo lo cual es más grave, si se considera que las delegaciones políticas fueron dejadas fuera de la posibilidad de acceder a los recursos del Fonden (Fondo de Desastres Naturales) o el Fonaden (Fondo de Atención a Desastres Naturales de la CDMX)”.

Según Monreal, en términos proporcionales, equitativos, cualitativos y de justicia distributiva a su importancia como motor económico, social, cultural y financiero de la Ciudad de México y del área metropolitana, el presupuesto que se entrega anualmente a la demarcación que él encabeza no es suficiente.

Además, señala en su petición, al asignarlo sólo se toma en cuenta el número de habitantes, pero no se incluye a las cinco millones de personas que diariamente visitan la demarcación, es decir, la “población flotante”.

Otro de los grandes problemas que padece la delegación Cuauhtémoc y otras jurisdicciones es el pago de laudos vencidos y juicios laborales que los órganos político-administrativos llevan arrastrando desde hace por lo menos cuatro administraciones.

De ahí su insistencia ante la ALDF para que considera la asignación de fondos suficientes para cubrir esos pagos.

“Cabe mencionar que durante mi administración no hemos contado con laudos condenatorios que impliquen salarios caídos –arguye Monreal–; sin embargo, la delegación que encabezo aún adeuda más de 44 millones de pesos, los cuales son por obligaciones heredadas de gobiernos anteriores”.

Monreal afirma en el documento que ha trabajado arduamente para rescatar el Corazón de México con diversas políticas públicas que han beneficiado a las 33 colonias de la demarcación.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso