Imputan enriquecimiento ilícito a exrector de la UAEM y a su esposa

Jesús Alejandro Vera Jiménez, exrector de la UAEM. Foto: Octavio Gómez Jesús Alejandro Vera Jiménez, exrector de la UAEM. Foto: Octavio Gómez

CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- El exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez, y su esposa, la académica María Elena Ávila Guerrero, acudieron al Juzgado de Control y Juicios Orales para escuchar los elementos por los que la Fiscalía Anticorrupción los acusa de enriquecimiento ilícito.

En el proceso, los académicos escucharon algunas de las pruebas que presentará la Fiscalía, como son notas periodísticas del Diario de Morelos o columnas publicadas en el portal Morelos Habla, para luego apegarse al plazo constitucional de 144 horas y buscar los argumentos que desvirtúen las acusaciones.

El juez fijó entonces la fecha de la audiencia de vinculación a proceso para el próximo 13 de diciembre a las 15:30 horas.

Sin embargo, la Fiscalía demandó medidas cautelares: para el exrector Vera Jiménez pidió prisión preventiva, pues aseguró que existían elementos para presumir que “no quiere someterse a una persecución penal, ha llamado a sus seguidores a actuar fuera del orden institucional y tiene los recursos para fugarse del estado o del país”.

Mientras tanto, para Ávila Guerrero, pidieron que se le impusiera la obligación de firmar semanalmente en la Unidad de Medidas Cautelares (Umeca), que se le recogiera su pasaporte para evitar que salga del país e inclusive la prohibición de que tenga contacto con testigos clave en la investigación.

Por cierto, la fiscalía informó que la causa por enriquecimiento ilícito partió de una denuncia “anónima”, aunque durante la audiencia quedó claro que detrás de la denuncia se encuentran supuestos “trabajadores universitarios”.

Después de escuchar la solicitud de la fiscalía, el juez escuchó a la defensa sobre las medidas cautelares. Finalmente decidió que una suspensión provisional derivada del juicio de amparo 1082, interpuesto por la defensa, protege a los imputados de todas las medidas cautelares. Por ello, rechazó todas las peticiones de la fiscalía.

La audiencia fue citada, en principio, para las 11 de la mañana, sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción cometió la misma falta de otros procesos, que fue no entregar con tiempo copias de la carpeta de investigación a la defensa, lo que deja en la indefensión a los imputados, pues no tienen los elementos que sustentan la ejecución.

El juez primero decretó un receso de 40 minutos, sin embargo, ante la necesidad de revisar cinco mil fojas que conforman la investigación, pospuso la audiencia para las 7 de la noche.

Sin embargo, la audiencia reinició después de las 8:00 de la noche de ayer.

La Fiscalía realizó la imputación de los delitos de enriquecimiento ilícito en agravio de la sociedad morelense, y luego pidió al juez la vinculación a proceso. Sin embargo, la defensa pidió que la Fiscalía diera a conocer los elementos que sustentaba la formulación de imputación. La defensa se resistió, pero finalmente, con base en una jurisprudencia citada por la defensa, el juez obligó a la fiscalía a hacerlo.

A partir de las 10:00 de la noche y hasta pasada la media, los fiscales enunciaron, primero, algunos elementos de la denuncia anónima, luego notas periodísticas y, finalmente, informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como del Instituto Nacional de Migración o de la Secretaría de Movilidad y Transporte del estado.

La fiscalía contó los bienes que la pareja Vera-Ávila ha acumulado a lo largo de los últimos años. Habló de distintas viviendas adquiridas por ellos, así como de vehículos.

Al salir de la audiencia, el exrector no dio declaraciones a la prensa.

Load More