Karime Macías exige le devuelvan su diario y artículos de lujo hallados en una bodega en Veracruz

Javier Duarte y su esposa Karime Macías en una fotografía tomada en octubre de 2010. Foto: Miguel Ángel Carmona Javier Duarte y su esposa Karime Macías en una fotografía tomada en octubre de 2010. Foto: Miguel Ángel Carmona

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde su autoexilio, en Reino Unido, Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, reconoció que son suyos los diarios personales, plumas de lujo, obras de arte, vajillas finas y otros artículos hallados en una bodega de Veracruz.

Y no sólo eso, mediante una carta de 13 cuartillas enviada a la Fiscalía del estado, a la que tuvo acceso Animal Político, exigió que se los devuelvan.

De otros artículos menos valiosos como despensas, muletas o sillas de ruedas que también estaban en la bodega dijo que no son suyos, y aseguró que fueron “sembrados” para involucrarla en hechos delictivos.

Según Animal Político, Macías firmó y envió la carta a la Fiscalía de Veracruz, el pasado 1 de diciembre, y se trata de su primer pronunciamiento desde que ella y su esposo –actualmente en prisión– huyeron de México, a finales de 2016.

La huida la atribuye en la carta a una “persecución política” y confirma que se encuentra en Reino Unido en carácter de “refugiada”.

“Me he visto obligada a dejar mi país y Estado a propósito de una persecución que riñe con el Estado de Derecho encabezada por el titular del Poder Ejecutivo estatal y otras autoridades”, señaló la esposa de Javier Duarte.

Sin mencionar al gobierno federal, la exprimera dama veracruzana acusó que las autoridades de Veracruz han violado su presunción de inocencia, al acusarla de diversos ilícitos sin pruebas. Incluso aseguró que la revisión de la bodega se hizo sin una orden de cateo.

“Sí merezco abundancia”, fue reflexión espiritual

El pasado 17 de febrero, autoridades de Veracruz aseguraron una bodega en el municipio de Córdoba y tres días después el actual gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes, ofreció una rueda de prensa en la que enumeró los artículos encontrados y atribuyó la propiedad al matrimonio Duarte Macías.

Uno de los objetos hallados fue el que llamó más la atención, incluso más que varios objetos de valor: un diario personal de Karime Macías en el que escribió una plana completa con la frase “sí, merezco abundancia”.

En su carta enviada a la Fiscalía, Macías reconoció la propiedad del diario, pero según ella el contenido fue tergiversado ya que se refería a reflexiones “espirituales”.

“En dicha conferencia afirmó dicho señor Yunes que yo dibujé un mapa para mostrar propiedades en distintas partes del Mundo. Falso, una calumnia que denota la invasión de esferas en la que constantemente incurre. Expuso un diario privado propiedad de la suscrita y tergiversó afirmaciones de corte espiritual, pretendiendo dar un sesgo delictivo sin el menor escrúpulo…”, acusó la esposa de Duarte de Ochoa.

Y líneas más adelante escribió: “exijo la devolución de mis diarios personales y cualquier documento personal, en tanto viola el derecho a mi intimidad”.

Los lujosos artículos de Karime

También exigió la devolución de la mayor parte de los artículos encontrados en la bodega que reconoció como suyos.

Entre ellos están todos los artículos de lujo hallados en la bodega: cuatro juegos de plumas de las marcas Mont Blanc y Tibaldi de Italia; 32 juegos de vajillas y piezas de cristalería entre las que destacan una vajilla francesa Bernardaud, de 238 piezas, y una vajilla completa de porcelana Deshouliers, también francesa, con más de 450 piezas.

También dijo ser propietaria de cuatro juegos de palos de golf; de 115 cuadros, lienzos y retratos, algunos de los cuales son obras originales de autor; una réplica del yate Aquariva que según la PGR Duarte adquirió con recursos públicos; varios edredones, muebles, una campana de bronce, un busto de Gandhi, balones oficiales de los últimos 12 mundiales de la FIFA, comedores completos, libros, relojes y decenas de artículos más.

“Ninguno de los bienes referidos como propios son instrumentos, objetos o productos de delito de cualquier índole”, señala la esposa de Duarte en su carta.

Karime Macías envió su petición luego de que en octubre pasado la Fiscalía estatal publicara en la Gaceta Oficial un acuerdo mediante el que solicitaba que quien fuera dueño de los objetos manifestara “lo que a su derecho conviniera” con el riesgo de que, de no hacerlo, causarían abandono.

Las despensas, “sembradas”

Mención aparte fueron las despensas, útiles escolares, sillas de ruedas y otros objetos de menor valor que Karime Macías afirmó fueron “sembrados”.

En específico negó la propiedad dos mil 366 paquetes escolares, 189 sillas de ruedas, 16 pares de muletas, 136 andaderas y 229 bastones.

“Mucho me temo que las autoridades involucradas sembraron esos bienes. En concreto aquellos referentes a paquetes escolares, sillas de ruedas, y demás que evidentemente no tienen la menor relación con la suscrita o con mi marido. Otro intento de desprestigio mediático en el marco de un ilegal cateo que publicitaron también ilegalmente tres días después. Una exhibición ilegal de bienes ante la prensa”, fustigó Karime.

Además, acusó presuntas incongruencias en la forma como el gobierno de Yunes Linares intervino en la bodega, ya que por un lado el gobernador sostuvo que ello formaba parte de la investigación por hechos de corrupción contra Duarte, y por otro lado el fiscal del estado, Jorge Winckler, afirmó que fue resultado de una “denuncia anónima” por un posible secuestro en dicho inmueble.

Según la también expresidenta del DIF de Veracruz esto implicaría que “el cateo” en la bodega fue “ilegal”, y por tanto se violó el debido proceso en el caso, por lo que pidió a la Fiscalía que le entregue copia de la orden de cateo que posibilitó la intervención de la bodega, o le explique el fundamento legal para la intervención.

Macías afirmó en su carta que la exhibición de sus bienes, y el hecho de que se afirmara, por ejemplo, que había un mapa relacionado con operaciones de lavado de dinero, fue un “show mediático” en el que se le imputaron hechos delictivos de los que no hay prueba y por tanto equivalen a una violación a su derecho a la presunción de inocencia.

“Dicho funcionario (Miguel Ángel Yunes) aseguró que se encontraron elementos que supuestamente me relacionan con la planeación, preparación y ejecución de acciones para desviar recursos públicos en beneficio personal y de algunos cómplices (…) esto implica que dicha autoridad sin facultades legales me imputa la participación en hechos delictivos de manera pública, en menoscabo de mis derechos”, señaló Macías.

Comentarios

Load More