Daño al país, si se revierte la reforma educativa: SEP

Estudiantes de secundaria en un acto del gobierno. Foto: Germán Canseco Estudiantes de secundaria en un acto del gobierno. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Reforma Educativa es la más aceptada de las 13 que fueron aprobadas en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, aseguró el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados Roldán.

Al término de su primera aparición pública, luego de que asumió la secretaría el pasado 6 de diciembre, el funcionario dijo que la reforma en la enseñanza “tiene una aceptación de 63 por ciento”.

En alusión a Andrés Manuel López Obrador, quien ayer tras registrarse como precandidato presidencial de Morena anunció que de ganar revertiría los efectos de la Reforma Educativa, el titular de la SEP advirtió que hacerlo o cancelarla “sería un daño para el país, un daño para esos millones de niños. La reforma tiene que continuar, que profundizarse y continuar”.

Sobre el tema, agregó que los avances de la reforma “son notables”, puesto que en el nivel medio superior “se ha alcanzado 82% de cobertura”.

No hay niños sin clases en la CDMX

En la XXI Sesión Ordinaria de Directores Generales de Institutos Estatales de Educación para Adultos y Delegados del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, Granados Roldán aseguró que ningún niño de la Ciudad de México está sin clases a causa de los sismos de septiembre pasado.

Explicó que la totalidad de los menores de edad afectados regresó a las aulas, aunque en distintas modalidades: en sus propias escuelas, en planteles a los que fueron reubicados o en aulas prefabricadas.

También aseguró que, en general, existe un “avance positivo” en el tema de la reconstrucción de los planteles, asunto que será prioridad en su administración al frente de la SEP.

Sin poder precisar qué entidad federativa está atrasada en materia de reconstrucción de escuelas, dijo que en el resto de los estados, como Oaxaca, Morelos y Puebla, existen avances de 92% en los trabajos.

“Tenemos que apretar mucho más porque nuestra meta es que en enero tengamos plena normalización en la vuelta a clases”, agregó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso