Protestan en la Ssa contra anteproyecto para control sanitario de la cannabis

Después de Uruguay, Canadá es el segundo país en legalizar el consumo recreativo de la mariguana. Foto: Miguel Dimayuga Después de Uruguay, Canadá es el segundo país en legalizar el consumo recreativo de la mariguana. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pacientes y sus familiares, así como organizaciones civiles se manifestaron frente a la Secretaría de Salud federal (Ssa) para protestar contra el anteproyecto de Reglamento de la Ley General de Salud en materia de control sanitario de la cannabis o mariguana y sus derivados.

De acuerdo con una nota de MVS, el documento dejó al desamparo a personas con padecimientos graves que requieren de la sustancia para mejorar su calidad de vida.

Los manifestantes exigieron ser contemplados en el citado reglamento para que se les permita cultivar la cannabis con fines medicinales.

Según el reporte citado, Margarita Garfias, madre de Carlos Antonio Avilés de 14 años, quien padece epilepsia farmacoresistente, alertó que el trabajo desarrollado por expertos, así como los foros hechos para concretar la legislación en control sanitario de la cannabis, podría quedar en letra muerta.

“Lo que no establece es la siembra, el cultivo y la cosecha en México. Entonces, seguimos dependiendo de aceites importados que se cotizan a precios de dólares o de euros, sin alcance para las familias, además de que el uso medicinal queda restringido a protocolos”, criticó.

Garfias demandó dejar de “satanizar” a la cannabis y, por el contrario, permitir que los pacientes que lo deseen cultiven su medicina.

Las organizaciones sociales que acompañaron la protesta señalaron que el reglamento es “restrictivo y discriminatorio”.

Rosemary Safie, cabildera del movimiento, afirmó que ese instrumento regulador no está armonizado ni homologado con los marcos normativos vigentes. Lo peor, destacó, es que no garantiza el acceso a todos los recursos terapéuticos que derivan del desarrollo científico y médico a nivel nacional.

De acuerdo con su explicación, la reforma obliga a la Secretaría de Salud a regular siembra, cosecha y cultivo de mariguana, pero para lo único que permite es para fines de investigación científica.

Luego, advirtió que la Comisión Federal para la Protección de de Riesgos Sanitarios (Cofepris) pretende imponer la cannabis para desarrollar aceites o productos que ni siquiera tienen THC.

Otras personas demandaron a las autoridades que a sus pacientes les permitan el uso medicinal de la cannabis con baja sustancia sicoactiva. Y advirtieron que, de no hacerlo, habría violación a derechos humanos como el de acceso a la salud y a la seguridad jurídica.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso