“La Navidad de las madres rebeldes”: Basura y sentimentalismo de fin de año

La Navidad de las madres rebeldes. La Navidad de las madres rebeldes.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dirigida por Jon Lucas y Scott Moore, La Navidad de las madres rebeldes (A Bad Moms Christmas, EU-2017) es una cinta desechable y de humor soez, que por un lado critica de manera tajante y mordaz el yugo que pueden ejercer las madres sobre sus hijas adultas, y por otro trata de conciliar las diferencias entre ambos mundos de una manera sumamente cursi. Y todo en el marco de la celebración navideña.

La historia gira en torno a Amy (MIla Kunis), Kiki (Kristen Bell) y Carla (Kathryn Hahn), tres madres que distan de ser modelo, pero que luchan por hacerlo lo mejor posible bajo sus propios términos.

En vísperas de Navidad, las tres reciben la noticia de que sus madres pasarán con ellas la festividad, que las confronta con la independencia que han ganado e incluso con su amor propio.

La madre de Amy es Ruth (Christine Baranski), una mujer sumamente perfeccionista y obsesiva, que tiene el don de hacer sentir a su hija como una mujer insuficiente.

Luego tenemos a Isis (Susan Sarandon), la madre de Carla, una mujer que creció sin padres y que tuvo que ingeniárselas para salir adelante en la vida, debido a lo cual carece de algún rol a seguir en cuanto a maternidad. De hecho, se comporta como una eterna adolescente.

Por último está Sandy (Cheryl Hines), quien no hace nada sino es al lado de Kiki. O más bien Kiki, en contra de su voluntad, no puede hacer nada que no involucre a su madre.

Las distintas visiones de maternidad se contraponen generando caos en una época en la que debería de haber armonía y paz, al tiempo que ponen los pelos de punta a las hijas, cuya actitud parece algo más cercana a la rebeldía adolescente que a una individualidad adulta.

Lo anterior, en un marco de argumentos simplones, repleto de lugares comunes y un humor cargado de sexo y mal gusto. Por supuesto, toda esta “rebeldía” será llevada a un final conservador y típicamente navideño, que nos recuerde el valor de la familia y el “verdadero significado” de la Navidad.

La Navidad de las madres rebeldes es entretenimiento basura que sólo busca aprovecharse del ánimo consumista de la época, que tramposamente parece criticar en los primeros minutos de la cinta.

Comentarios

Load More