La segunda temporada de “El Chapo” en Netflix

La serie de ficción El Chapo. La serie de ficción El Chapo.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A partir de este 15 de diciembre, Netflix proyectará la segunda temporada de la serie de ficción El Chapo, creada por Silvana Aguirre Zegarra y Carlos Contreras, y producida por Daniel Posada.

Se verá a Joaquín El Chapo Guzmán protagonizado por el actor mexicano Marco de la O. en su primer escape de prisión, y revelará el papel clave que juega “el gobierno corrupto” para ayudarlo a estar por encima de los jefes de cárteles contrarios, según un comunicado de la plataforma estadunidense.

En los capítulos además se mostrarán las consecuencias que tendrá su búsqueda por conseguir el liderazgo del Cártel de Sinaloa, así como el impacto que esas organizaciones tienen en la vida de sus seres más cercanos, como su familia.

El elenco lo conforman destacados actores: Humberto Busto como Abogado Conrado Sol, Don Sol (figura importante del partido político); Juan Carlos Olivas, El Güero (socio principal de Joaquín); Alejandro Aguilar, Toño (sicario principal de Joaquín); Rolf Petersen, Ramón (líder de un cártel contrario); Hernán Romo, Benjamín (otro líder de un cártel rival).

Diego Vázquez es Ismael, el compañero de más confianza para Joaquín; Juliette Pardau como Graciela (segunda esposa de Joaquín); Roberto Uscanga es El Arriero y Antonio de la Vega es Arturo BI (hermanos y socios de El Chapo); Harold Torres como El Cano (líder de los Emes, los rivales más fuertes de El Chapo en esta temporada); Juan Pablo de Santiago como Francisco Sebastián; Laura Osma como Elba (la tercera esposa de El Chapo), y Héctor Muñoz como Moreno, hijo de El Chapo.

El Chapo es una coproducción entre Netflix y Univisión Story House Entertainment. La primera temporada tuvo éxito. Esta segunda la dirigen varios realizadores de diferentes países, como Ernesto Contreras (México), Carlos Moreno (Colombia), Hammudi Al-Rahmoun (España), Daniel y Diego Vega (Perú).

El productor Daniel Posada ya ha declarado en varios medios que la tercera temporada ya fue rodada, donde se verá el poder internacional que llegó a tener El Chapo, y su caída. Posada también ha explicado que la serie está inspirada en hechos reales, y para desarrollar el guión tomaron sucesos del acervo de noticias del Departamento de Investigación de Univisión, “pero nos apoyamos mucho en la ficción para poder contar una historia interesante, así que algunos personajes son ficticios y otros reales”.

Cada episodio está estructurado así, mezcla realidad y algo de ficción.

“A fin de cuentas, es una serie de televisión y el objetivo principal es entretener a la audiencia”, según Posada.

El actor que recrea a El Chapo proviene del teatro. Participó en Cats en Nueva York y en obras de Shakespeare en Inglaterra. Pero es mucho su parecido con el narcotraficante real, apresado el 8 de enero de 2016 y extraditado a Estados Unidos el 19 de enero pasado; ahora se encuentra encarcelado en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.

Marco de la O. ha confesado que por su personaje ha recibido comentarios tanto positivos como negativos. Y por su parecido con Guzmán Loera el pasado 6 de septiembre, al llegar al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, California, percibió un estado de alerta en el personal del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza.

“Me pararon agentes de inmigración”, a decir suyo.

Con respecto a que el narcotraficante iba a demandar a Netflix y Univisión por la serie con su nombre, al parecer el mismo productor Posada comentó a mediados de este año que no había tal queja.

Fue José Refugio Rodríguez, abogado de El Chapo, quien anunció que tomarían acciones legales contra esas dos empresas, debido a que “provocaban daño moral a su cliente”.

Después, otro de los abogados de narcotraficante, Juan Pablo Badillo, manifestó a la agencia EFE que la serie “es bastante buena”, aunque “susceptible de superarse, de ser más fidedigna”, y precisó que más que entablar o iniciar una denuncia contra la plataforma, lo que se pretendía era una negociación “benéfica” en la que todos puedan estar de acuerdo.

“Es preferible sentarse en una mesa”, expresó.

Y a la fecha no se sabe nada al respecto.

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More