Cúpula empresarial discute con Hacienda acciones por reforma fiscal de Trump

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. Foto: Benjamin Flores Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La reforma fiscal recientemente aprobada en Estados Unidos puso en alerta a la cúpula empresarial mexicana, misma que ya se reunió con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para tomar cartas en el asunto.

Tras la aprobación del Congreso de Estados Unidos de la reforma fiscal propuesta por el presidente Donald Trump, que reducirá la carga impositiva para las empresas en la Unión Americana a 21%, el sector privado mexicano expuso algunas consideraciones.

De acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), es necesario evaluar el establecimiento de una política de promoción al crecimiento y la reinversión de las empresas basado en los siguientes principios:

No romper el equilibrio fiscal del gobierno ni caer en el aumento de la deuda, sino en una mayor eficiencia en el gasto corriente y alentar la reinversión de utilidades, la generación de empleos y la promoción a la inversión productiva del país.

El organismo empresarial señaló que en las conversaciones con la SHCP se analizan los posibles escenarios y respuestas ante un cambio fiscal de “tal dimensión” en el territorio del principal socio comercial.

De esta forma, consideró necesario dividir las medidas fiscales en distintos ejes:

En principio, poner en marcha medidas que fomenten el empleo a través de la inversión en la pequeñas y medianas empresas, que promuevan la reinversión de utilidades, disminución paulatina del ISR con balance fiscal, incentivos direccionados a cadenas de valor hacia la exportación, entre otros aspectos.

El CCE exigió discutir una nueva reforma fiscal “incluyente y promotora” de la generación de valor añadido a través del esfuerzo de las personas y mayor participación en la contribución fiscal, analizando impuestos al consumo e impuestos regionales, de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

Adicionalmente, pidió la participación de la Secretaría de Economía y gobiernos locales para aligerar la carga administrativa de las empresas ante el cúmulo de trámites e inspecciones regulatorias a nivel municipal, estatal y federal.

“Los actuales son momentos para una participación conjunta de todos los sectores. El sector público con la optimización de su gasto y la efectividad en los subsidios para la pobreza, el sector laboral con mayor capacitación y productividad y la iniciativa privada con mayor inversión y reinversión de utilidades para el crecimiento de la planta productiva”, planteó el Consejo Coordinador Empresarial.

Comentarios

Load More