Enrique Echeverría, en el Museo de Arte Carrillo Gil

La obra de Enrique Echeverría. La obra de Enrique Echeverría.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “Con ojos puramente plásticos y mirada universal” ha sido titulada la muestra retrospectiva del pintor mexicano Enrique Echeverría (1923-1972), que se exhibe actualmente en el Museo de Arte Carrillo Gil.

Echeverría es considerado pionero de la llamada Ruptura. En 1954, junto con Alberto Gironella, José Luis Cuevas y Pedro Coronel impulsaron la creación de la Galería Proteo.

Sus inquietudes creativas lo llevaron a dedicarse toda su vida a la pintura y al mismo tiempo se mantuvo como dibujante en la Compañía de Luz y Fuerza.

Rigor y oficio desembocaron en un trabajo sólido que refleja la muestra. Sus inicios están guiados por el pintor español Arturo Souto y formación en la escuela La Esmeralda, así como viajes a Europa y África.

Dividida en cinco etapas, el espectador puede conocer en la exposición la trayectoria del autor, pues ofrece un recorrido desde esa etapa formativa a sus años de búsquedas formales, donde la pintura europea y la estadunidense (beca Guggenheim) lo van alimentando para conformar un lenguaje propio.

El postimpresionismo y el cubismo delinean sus inquietudes pictóricas y su inclinación sustantiva por el expresionismo abstracto que consolida su trayectoria. Los años que van de 1967 a1970 son fundamentales y productivos. Durante esa etapa trabaja como artista residente en la Universidad de Notre Dame, en Illinois, Estados Unidos.

A su regreso a México inicia una serie de pinturas que ha nombrado Organigramas o flores imaginarias, donde las formas y el mundo vegetal se vuelven los temas para sus investigaciones formales.

En la sección titulada El regreso al origen 1970-1972, se ve claramente un interés por recuperar sus raíces españolas. Aquí encontramos paisajes más coloridos y dibujos como el retrato del escritor Pío Baroja al que conoció en 1953, que nos muestran a un pintor que transitó de manera libre y vigorosa durante toda una vida.

También se exhiben algunos dibujos de las historietas que publicó en los periódicos El Universal y Excélsior, entre otros.

La muestra permanecerá abierta al público hasta febrero del 2018 en Avenida Revolución 1608, Colonia San Ángel, Ciudad de México.

Comentarios

Load More