La CNDH pide al INM suspensión de la Estancia Migratoria Fortín, en Veracruz, por violaciones al trato digno

Sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Foto: Especial Sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) instruyó al comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, a suspender las operaciones de la Estancia Migratoria Fortín, en Veracruz, por ser indignas para alojar a personas en condición de migración.

Tras dar seguimiento a 20 quejas, originadas desde 2014 y que representan a 122 agraviados, entre ellos una niña y siete niños y adolescentes no acompañados, de nacionalidades guatemalteca, hondureña y salvadoreña, la CNDH dio a conocer este lunes la recomendación 80/2017 por violaciones al “trato digno, a la protección de salud, a la seguridad jurídica y al interés del niño”.

De acuerdo a las quejas documentadas por el organismo, las condiciones de la Estancia Migratoria Fortín no sólo son inadecuadas para alojar migrantes, sino que el centro ni siquiera está reconocido como recinto migratorio “y antiguamente era utilizada como cárcel por Seguridad Pública de dicho municipio”.

A partir de diversas quejas recabadas por el organismo, se determinó que, contrario a los estándares internacionales de alojar a migrantes en lugares previstos para ello, “de 2014 a la fecha, la Estancia Migratoria Fortín es utilizada para tal fin, aunado a que la misma no reúne las características que debe tener como recinto migratorio de alojamiento para otorgar una estancia digna, ya que fue construido para ser utilizado para centro de encarcelamiento, circunstancia que incumple con la Ley de Migración”.

Tras ser informada por la Policía Preventiva Región VII, de Fortín de las Flores, Veracruz, que las instalaciones de dicha estancia fueron prestadas por el ayuntamiento y que eran utilizadas como prisión, la CNDH estableció en su investigación que “a las personas migrantes que eran llevadas a dicho lugar no se les proporcionó asistencia consular, atención médica, ni acceso a llamadas telefónicas con sus familiares y consulados, además de que ocho menores no acompañados (una niña y siete niños y adolescentes varones) convivieron con adultos de ambos sexos en áreas de alojamiento muy sucias”.

De acuerdo a las quejas recabadas, los afectados describían el alojamiento, similar a “celdas”, lo que alertó sobre lo inadecuado de las instalaciones.

“Este organismo nacional confirmó que al padecer tales condiciones de detención y estancia les fueron vulnerados sus derechos a la seguridad jurídica, a la protección a la salud, al interés superior de la niñez y al trato digno”, puntualizó la CNDH.

De acuerdo a la información recabada de 2014 a 2017, durante diversas visitas de supervisión a la Estancia Migratoria Fortín, donde el INM aloja a personas aseguradas en Oaxaca, Veracruz y Puebla, el personal del organismo estableció que dicha instalación es utilizada como estancia “provisional”.

Asimismo, estableció que la niña, niños y adolescentes no acompañados, “fueron alojados en dichas instalaciones, por lo que se omitió brindarles la protección integral de sus derechos a partir de la determinación de su interés superior, ya que no se les canalizó de forma inmediata a un Centro de Asistencia Social del DIF”.

Ante las irregularidades detectadas, el organismo solicitó a Vargas Fosado “se realicen las acciones necesarias con la finalidad de que a la brevedad las personas que se encuentran detenidas en la Estancia Migratoria Fortín, sean trasladadas a un recinto migratorio que cuente con la infraestructura adecuada para garantizarles un alojamiento digno en respeto a sus derechos humanos”.

Dado que el lugar es inadecuado para el alojamiento de personas en contexto de migración, el organismo instruyó a la dependencia a que “se suspenda la operación de esas instalaciones y se les garantice el alojamiento digno y seguro a las personas migrantes que sean detenidas y que habrían de ser presentadas en la misma”.

También se solicitó que “se les garantice su derecho a presentar una denuncia cuando sean objeto de delito independientemente del recinto migratorio en que se encuentren”.

La CNDH encomendó que los servidores públicos adscritos a la Delegación Federal del INM en Veracruz, “substancien los procedimientos administrativos migratorios, observen en todo momento la normatividad en la materia, y en específico, se atienda el protocolo del interés superior de la niñez, y garantice que las personas extranjeras privadas de libertad se encuentren debidamente informadas de su situación jurídica y les sean respetados sus derechos procesales”.

Entre las recomendaciones que hace al comisionado del INM, la CNDH pide que se coordine con los Sistemas DIF, nacional, estatales y municipales , así como con las Procuradurías de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, se tomen las medidas respectivas que garanticen que las personas menores migrantes no acompañadas presentadas ante el INM sean canalizadas inmediatamente a albergues o centros de asistencia social, evitando ser alojados momentáneamente en recintos migratorios”.

De la misma manera, la CNDH pidió al titular del INM su colaboración en los trámites de queja que el organismo inicie ante el Órgano Interno de Control en el INM en contra de los responsables de las violaciones de derechos humanos” cometidas contra los quejosos, así como impartir al personal del INM un “curso de capacitación obligación sobre el respeto al derecho al trato digno de las personas migrantes, poniendo énfasis en el principio de interés superior de la niñez migrante”.

La CNDH instruyó a Vargas Fosado a “supervisar todas las instalaciones migratorias y estancias provisionales del INM existentes en el país a fin de asignar recursos suficientes para que las instalaciones reúnan las condiciones de habitabilidad que permitan una estancia digna a las personas en contexto de migración”.

Comentarios

Load More