“No puede haber ni perdón ni olvido para los delincuentes”: Peña Nieto

Cienfuegos, Peña y Sandoval en el municipio de Tecalitlán. Foto: Eduardo Miranda Cienfuegos, Peña y Sandoval en el municipio de Tecalitlán. Foto: Eduardo Miranda

GUADALAJARA, Jal. (apro).- En la estrategia planteada para combatir la inseguridad “no puede haber borrón y cuenta nueva”, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto, en clara alusión a los señalamientos del precandidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien en días pasados propuso someter a discusión una consulta al pueblo de México sobre la posibilidad de una amnistía a integrantes del crimen organizado para garantizar la paz.

“Cumplir y hacer cumplir es la primera responsabilidad de un gobernante, y así lo entiende el gobierno de la República (…) Para que la sociedad cuente con seguridad y justicia, no puede haber ni perdón ni olvido para los delincuentes. No puede haber borrón y cuenta nueva. Dejar hacer y dejar pasar a los criminales significa fallarle a la sociedad y traicionar a México”, destacó el Ejecutivo federal al inaugurar las instalaciones del 79 Batallón de Infantería y Unidad Habitacional, en el municipio de Tecalitlán, en un predio de 52 hectáreas.

En su oportunidad, el gobernador Aristóteles Sandoval anunció que se construirán nuevas instalaciones militares en Autlán y Lagos de Moreno, que estarían concluidas a mediados de este año.

Al respecto, Peña Nieto destacó que con la edificación de las nuevas sedes en Jalisco –situadas en puntos estratégicos– se dará más seguridad a las comunidades del sureste y sus regiones limítrofes.

Las instalaciones en Tecalitlán, donadas por el gobierno de Jalisco, albergarán a 600 efectivos.

Las primeras dos etapas para su construcción corrieron a cargo del Ejecutivo estatal, con una inversión de 230.8 millones de pesos, y en la tercera etapa la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desembolsó 212 millones de pesos.

Comentarios

Load More