Astudillo impuso a sus funcionarios y priistas en la Fepade y Transparencia de Guerrero, denuncian

Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores, con el aval del Congreso local, ordenó poner a trabajadores de su administración y priistas, en cargos estratégicos de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del estado de Guerrero (Itaigro).

Así lo denunció la diputada por Morena María de Jesús Cisneros Martínez, quien consideró que esta maniobra del mandatario priista y sus aliados del PRD, PAN, MC y PT de la LXI legislatura, refleja que en Guerrero “no existe un Estado de derecho, sino de cohecho y lo qué hay como gobierno es una gran simulación”, indicó.

La legisladora señaló que la designación de Roberto Rodríguez Saldaña, como Fiscal Especializado en Delitos Electorales rompe con los principios que deben regir el proceso electoral y que son los de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y máxima publicidad.

Ello debido a que la designación de Rodríguez Saldaña “fue amañada y bajo las características de acuerdos en lo oscurito”, afirmó Cisneros Martínez.

Rodríguez Saldaña, quien públicamente ha expresado su militancia priista, hasta ayer se desempeñaba como comisionado en el Itaigro, solicitó licencia al cargo y el Congreso local lo designó de manera automática en sesión de pleno como fiscal para delitos electorales de la Fiscalía General del estado (FGE).

De forma paralela, diputados del PRI, PRD, MC, Acción Nacional y PT, nombraron a Mariana Contreras Soto, exdirectora de la Unidad de Transparencia de la Secretaría General de Gobierno, así como al reportero Pedro Arzeta y Francisco Tapia Gutiérrez, asesor de la fracción del PRD en el Congreso, como nuevos comisionados en el Itaigro, quienes entrarán en funciones a principios de febrero.

Además, el pleno legislativo nombró a Eloina Sánchez Zamora como titular de la Fiscalía para la búsqueda de personas desaparecidas, de la FGE.

Todos estos cambios en la administración estatal fueron ordenados por el gobernador Astudillo y avalados por el Congreso local, denunció la diputada por Morena.

“Los poderes de la Unión debieron asumir el control de nuestra entidad federativa. En Guerrero ya hay graves signos de ingobernabilidad y descomposición del Estado. El agravio y la sed cada vez mayor por la justicia se ahoga en el mar de la incompetencia e incapacidad de quienes debieran procurarla e impartirla”, indicó la legisladora inconforme.

“No hay voluntad del gobierno para dialogar con las víctimas de desparecidos, no hay disposición para que un fiscal en la materia los represente. Es la misma incapacidad para representar a los guerrerenses, por eso la semejante incongruencia con las víctimas”, expresó Cisneros Martínez.

También, denunció que los familiares de los desaparecidos no fueron consultados y representa una burla del gobierno de Astudillo y el Congreso, el hecho de que se haya designado a la fiscal en esta materia “en lo oscuro” y sin analizar los perfiles de las propuestas.

Comentarios

Load More