Gael García Bernal dirige su filme “Chicuarotes” en pueblo de Xochimilco afectado por los sismos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Gael García Bernal dirige su segundo largometraje de ficción, titulado Chicuarotes, inspirado y filmado en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco, pueblo afectado por los sismos de septiembre de 2017.

El rodaje finaliza en una semana y el título está inspirado en la forma como se conoce a los residentes de ese lugar.

La ópera prima de García Bernal fue Déficit (2007) y ahora Chicuarotes, que trata acerca de El Cagalera y El Moloteco, dos chicos que buscan desesperadamente salir de la mala situación y de su pueblo natal. La travesía inicia cuando un amigo de ellos les habla de la posibilidad de comprar una plaza en el sindicato de electricistas, para lo cual idean distintas formas de juntar el dinero y poderse ir junto con Sugehili, la novia de El Cagalera. Esto los lleva por una aventura juvenil que desemboca en el mundo criminal.

“Las películas pueden tener un significado muy especial para los lugares que las cobijan, sobre todo después de haber experimentado una tragedia. Una película sublima la vida, y la lucha que tenemos por seguir vivos, y esto es lo que pretende Chicuarotes, destaca el también ganador del Globo de Oro en 2016.

El filme se realiza con el estímulo fiscal del artículo 189, Eficine, y actúan Dolores Heredia, Daniel Giménez Cacho, Pedro Joaquín, Ricardo Abarca, Benny Emmanuel, Gabriel Carbajal, Leidi Gutierrez, Enoc Leaño y Esmeralda Ortiz.

El también actor expresa la emoción por estar rodando la película que realmente desea, con una historia que nace en el corazón de San Gregorio Atlapulco:

“Personalmente, la estoy pasando muy bien. Me divierto mucho y me sorprende no estar estresado o angustiado. Estoy emocionado, y aunque suene como mantra cursi, todos los días me repito ‘Estamos haciendo la película que queremos’ y es una fortuna. Aquí en el pueblo de San Gregorio tenemos la posibilidad de hacerlo y de contar la historia que queremos”.

Luego de siete años de investigar y visitar San Gregorio Atlapulco, así como de conocer a personajes del poblado, García Bernal resalta que todo el equipo de producción se enamoró del lugar y de la calidez de la gente.

“Se volvió una necesidad hacer la película. Vimos que en este poblado hay mil cosas que suceden, que son simbólicas y que reflejan lo que pasa en la Ciudad de México. Es un lugar increíblemente festivo más allá de las tragedias; estamos seguros de que podría ser uno de los más bellos de la Tierra, pero que lamentablemente tiene grandes problemas”, menciona el director de esta comedia alejada de los finales felices.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios