En el Cañón del Nacapule vamos a encontrar otras 10 fosas clandestinas: Las Rastreadoras

Las Rastreadoras en el Cañón del Nacapule. Foto: Especial Las Rastreadoras en el Cañón del Nacapule. Foto: Especial

SAN CARLOS, Son. (apro).- Mirna Nereyda Medina Quiñones, líder de Las Rastreadoras de El Fuerte, vaticinó que en las inmediaciones del Cañón del Nacapule habría otras diez fosas clandestinas.

“Por la experiencia que tengo y la de mis compañeras, y por la plática que sostuve con ellas, en este lugar vamos a encontrar diez fosas”, auguró Mirna Nereyda, luego de anunciar que volverá a este predio guaymense en febrero próximo, acompañada de una antropóloga forense que enseñará técnicas de búsqueda a Las Rastreadoras de Sonora.

En entrevista radiofónica con la periodista María del Socorro de Rodríguez, titular del programa Noticias Sin Límite, dijo que los restos humanos encontrados en el predio Nacapule podrían pertenecer a tres personas ejecutadas en los dos últimos meses, y de manera preliminar descartó que en la “narco-hoguera” sonorense puedan encontrarse los restos de los 11 pescadores sinaloenses desaparecidos el 3 de mayo de 2015.

“Puedo asegurar que no hay más de tres cuerpos, no son los 11, sin atreverme a afirmarlo oficialmente… por eso pedimos que se practicaran las pruebas de ADN a estos restos, que por lo visto no tienen más de dos meses ahí, pues no son tan antiguos”, manifestó.

Añadió: “De ellos (los pescadores) no hemos recibido nada de información… ellos salieron del Choix, Sinaloa, y lo último que se supo fue que pasaron por la caseta de Estación Don, donde se obtuvo una fotografía de las cámaras de vigilancia que lo demuestra; después llegaron a Guaymas, comieron, no dijeron dónde están, solo mencionaron que se pararon a comer, y una pareja de hermanos dijo que estaban bien y es lo último que se sabe”.

Hasta la tarde del sábado 20, el conteo de piezas humanas recuperada en Nacapule era de 144, y tras el arribo Las Rastreadoras de El Fuerte la cifra se elevó una veintena más.

El colectivo de búsqueda nació a las 17:45 del 14 de julio de 2014, cuando los tripulantes de una camioneta negra “levantaron” a Roberto Corrales Medina, de 21 años, hijo de Mirna Nereyda, quien acudió a la Agencia del Ministerio Público y le respondieron que en esa oficina no estaban investigando ningún caso de desaparición forzada.

Desde aquel día Las Rastreadoras han encontrado 116 cuerpos, de los cuales cien han sido entregados a sus familiares.

Ante tal efectividad se busca consolidar a un grupo de Las Rastreadoras de Empalme, quienes han iniciado la colecta de información, y de ella se desprende que en esta región sonorense han desaparecido 60 personas.

“Ocurre algo muy singular en Empalme y Guaymas de las 49 personas que me han contactado; siete de ellas coinciden en que han perdido tres familiares cada una”, enfatizó María Teresa Valadez, quien busca a su busca a su hermano Fernando desde el 11 de agosto de 2015.

Comentarios

Load More