Conductor de Uber mexicano es acusado en California de violar y robar a varias jóvenes

El Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón, que ya suma más de 300 mdp, recibe 1.5% del total de cada viaje de los usuarios de Uber y Cabify Foto: Especial El Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón, que ya suma más de 300 mdp, recibe 1.5% del total de cada viaje de los usuarios de Uber y Cabify Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un mexicano que vive en Estados Unidos de manera ilegal utilizaba su trabajo de conductor de Uber para aprovecharse de mujeres jóvenes, por lo que fue encausado el lunes en California bajo cargos de violar, agredir y robar a cuatro pasajeras, dijeron las autoridades.

Alfonso Alarcón Núñez llevaba a las mujeres hasta sus casas, las atacaba y les robaba pertenencias, como celulares, computadoras y joyería, según las autoridades. El sujeto cobraba las dejadas mediante la aplicación Venmo para disfrazar su identidad y su historial en Uber.

Una prueba de ADN condujo a los investigadores hasta Alarcón, quien fue arrestado la semana pasada en su casa en Santa Maria, dijo el fiscal de distrito del condado San Luis Obispo, Dan Dow, en conferencia de prensa.

Los delitos imputados al mexicano ocurrieron en el transcurso de cuatro semanas desde mediados de diciembre en San Luis Obispo, una ciudad de 45 mil habitantes y sede de la Universidad Politécnica Estatal de California. Las víctimas de Alarcón tienen entre 19 y 22 años, y tres estaban ebrias cuando ocurrieron los delitos, según Dow.

Alarcón, de 39 años, enfrenta 10 cargos penales, entre ellos violación de una víctima intoxicada y robo en primer grado. El mexicano se declaró inocente de todos los cargos durante la audiencia en la que fue encausado y quedó detenido en la cárcel del condado San Luis Obispo bajo fianza de 1.47 millones de dólares. Su próxima comparecencia ante la corte está prevista para el 29 de enero.

Dow dijo que los investigadores buscan posibles testigos e intentan determinar si hay más víctimas en los condados San Luis Obispo y Santa Bárbara, al noroeste de Los Ángeles, donde Alarcón daba servicio de Uber desde septiembre.

Alarcón también utilizaba el nombre de “Bruno Díaz”, y su nombre de usuario con Venmo era “Brush Bat”, según las autoridades.

Funcionarios dijeron que Alarcón no siempre conducía para Uber cuando recogía a las mujeres. A veces otros conductores estacionados afuera de bares o restaurantes “se le adelantan al verdadero conductor de Uber y llevan a personas confiadas hasta sus casas”, afirmó Dow.

Según el fiscal, los delitos denunciados muestran que la compañía debe mejorar el proceso de investigación de sus conductores. Dow pidió a los usuarios de Uber que se aseguren de subir al vehículo del conductor correcto verificando la matrícula y otra información facilitada a los clientes.

Alarcón regresó a Estados Unidos en forma ilegal después de que aceptó que lo deportaran de Nuevo México en 2005, según las autoridades. Dow dijo desconocer los detalles de por qué fue deportado y si tenía antecedentes penales en Estados Unidos.

California emite licencias de conducir a inmigrantes sin importar su estatus migratorio, y Alarcón tenía una con validez desde 2015.

La condición migratoria de Alarcón no influirá en el juicio, afirmó Dow. Podría ser sentenciado a prisión perpetua si es declarado culpable de todos los cargos.

Uber da de baja al conductor

Por su parte, Uber señaló que dio de baja al conductor mexicano acusado de robo y violación a distintas mujeres en California.

En comunicado de prensa, la firma dijo que está en contra de cualquier tipo de violencia. Agregó que ellos colaborarán con las autoridades para brindar más información sobre el caso.

(Con información de AP)

Comentarios

Load More