“La leyenda del Charro Negro” en cines

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Llega a las salas la película de animación La leyenda del Charro Negro, bajo la dirección de Alberto Chino Rodríguez, quien también realizó La leyenda de la Llorona, La leyenda de las momias de Guanajuato y La leyenda del Chupacabras.

Ahora el personaje Leo San Juan decide regresar, junto con su hermano Nando, a la casa de su abuela; pero en su camino se cruza con el Charro Negro, quien logra engañarlo, lo cual provoca que una chica inocente acabe en el mundo dominado por este oscuro ser. A Leo no le queda más que arriesgarse a rescatarla. Por ello, él y sus amigos enfrentarán nuevos peligros… En la historia, que se estrenó el pasado 19 de enero en México, hay suspenso y comedia, y se advierten una hacienda con agaves y más elementos mexicanos:

“No necesitamos estudiar arte ni nada para saber que sí se ven como algo nacional. En esta película contamos con muy buenos artistas. Para mí era muy importante que se vieran los agaves; si no es específicamente Jalisco, sí es un poco el Bajío. Lograrlo fue más una capacidad de los artistas, porque lo conceptual lo teníamos muy claro. Sí buscábamos una identidad mexicana, que se nos dijera: ‘¡Ah, ésto somos nosotros!’.”

–¿Qué tan ardua resultó la animación para este relato?

–Fue muy difícil. La animación es un proceso muy complejo que exige demasiado conocimiento, no sólo a nivel de los animadores sino a nivel de la estructura de producción.

En Ánima Estudios ha trabajado 15 con el mismo equipo de “capacidades muy distintas”, y añade que “llevamos trabajando diez años en estas películas, ya nos entendemos muy bien. Nuestra estructura de producción es muy sólida, los artistas entienden las necesidades del proyecto”.

A decir suyo, “las leyendas y los mitos que forman parte de un pueblo es su huella dactilar, habla mucho de nuestras necesidades, de nuestras carencias, de nuestras riquezas”.

Amor a los “fans”

–El cuento del Charro Negro es parte de México, ¿verdad?

–Es un personaje histórico. Lo tenemos en la psique del mexicano. Lo tenemos muy presente. Es el líder charro, el político, el banquero, en fin. Es esta gente que explota a los necesitados, y creo que el pueblo mexicano ha sufrido mucho de eso, de gente que está oprimiéndolo constantemente. En ese sentido, el Charro Negro es un personaje muy poderoso y seductor, y eso lo hace doblemente peligroso. Es interesante cómo Leo San Juan, nuestro personaje principal, va a lidiar con esta fuerza tan oscura y tan poderosa.

El relato es una historia de Rodríguez:

“Era lo que yo quería contar y contratamos a David Israel para que nos  escribiera el guión. Ver en la pantalla lo que a mí se me ocurrió en una noche de desvelo, es un lujo. Estoy muy agradecido con todos mis compañeros.

“Al principio era mucha angustia al crear estos largometrajes, ahora ya me divierto bastante.”

–¿Cómo es dirigirse a los niños  a través de cine de animación?

–Cuando estoy realizando las películas me convierto en un niño y en una mamá. La idea es agarrarlos por la risa y la inteligencia. Confió en que los niños van a responder así. Quise darle una visión un poco más de adolescente porque los niños que empezaron a ver La leyenda de la Nahuala, de Ricardo Arnaiz, hace diez años, ahora ya no son niños sino jóvenes de 18 o 20 años de edad, los cuales eran y son fans de las cintas. Además, de alguna forma les quería pagar a todos estos seguidores por su fidelidad y por el amor que le tienen a la franquicia.

Por ello, el realizador efectúa un recuento de las películas anteriores en La leyenda del Charro Negro. Agrega:

“Básicamente se mencionan todas las películas del cine nacional pero específicamente a la saga de las leyendas. Es muy difícil hablar a los niños, más ahora, están muy acostumbrados con esta avalancha del internet y las redes. Hay que brindarles algo de muchísima calidad, con mucha rapidez y con mucha habilidad. Yo no sé si lo esté haciendo bien o no, pero quiero pensar que sí.

“La idea es no ser vanidoso con uno mismo y no perdonarse nada. Porque lo que estamos haciendo no es ciencia exacta; es contar un chiste, una historia y eso se puede narra en miles de formas. Buscamos la manera de que todo mundo reaccione de una manera visceral, con carcajadotas, es decir, que sea una montaña rusa.”

Rodríguez, quien también estuvo a cargo de la edición, confiesa que tratará de laborar otro tipo de proyecto:

“Siento que mi ciclo ya está terminado en cuanto a las leyendas. Quiero ya realizar otras cosas, pero aún estamos metidos en el desarrollo de otras cosas que vengan para las leyendas.”

Los productores son Fernando de Fuentes S. y José C. García de Letona. Las voces son de Andrea Arruti, Andés Couturier, Erick Elías, Benny Emmanuel, Eduardo España, Mayté Cordeiro, Óscar Flores, Hernán López y Emilio Rafael Treviño.

Los cuatro anteriores filmes de leyendas convocaron ocho millones de espectadores.

Esta reseña se publicó el 21 de enero de 2018 en la edición 2151 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios