“Divorce”, de nuevo en HBO en su segunda temporada

Divorce, por HBO. Divorce, por HBO.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La segunda temporada de Divorce ya es parte de la programación de HBO. Frances (Sarah Jessica Parker) y Robert (Thomas Haden Church) se separan y deben edificar una nueva vida y decidir con quién de los dos van a estar sus hijos.

La nueva etapa de la comedia estadunidense, creada por Sharon Horgan, se estrenó el pasado 21 de enero en este canal de paga para Latinoamérica.

Parker, famosa por Sexo en Nueva York (1998-2004), ha comentado que la segunda temporada de Divorce “es de cuando haces las paces con la realidad y encuentras una forma de persuadir la liberación”.

La primera temporada se entrenó en HBO el 9 de octubre de 2016. Parker se ha involucrado mucho con este proyecto, por la cual fue nominada a un Globo de Oro.

“Está atenta al guion y a la producción, en fin. La actriz es una productora que mete las manos. Creo que es una de las mejores jefas, además de la más linda. Y como amiga es una delicia, una verdadera delicia”, según la también actriz Molly Shannon, quien estelariza a Diane, amiga de Frances.

Por su parte, el actor Church ha opinado:

“Hemos examinado completamente los aspectos más oscuros de lo que es la desintegración de una familia”.

En estos nuevos capítulos, la pareja debe firmar su divorcio. En tanto, ella debe enfrentar la rebeldía de sus hijos, afectados por la separación.

Después de Sexo en Nueva York, Sarah Jessica Parker actuó en cine, en comedias románticas que al parecer ya son su género. Intervino en Novia por contrato de Tom Dey, La joya de la familia de Thomas Bezucha, ¿Qué fue de los Morgan? de Marc Lawrence, y las dos películas basadas en la serie que la dio a conocer en todo el mundo. Pero sin duda, se identifica más con la pantalla chica, ya que ve que existe un boom de historias en la televisión. Al periódico El País de España declaró:

“Todo el mundo quiere trabajar ahora en televisión. Ahí está la fiebre del oro, donde todo está sucediendo. Igual que en 1849 todo el mundo quería correr hacia donde estaba el oro, ahora la gente quiere trabajar en televisión. De hecho, todo el mundo que conozco está tratando de estar en una serie, porque ofrece mucho de lo que la industria del cine ofrece, además de guionistas de calidad, periodos de trabajo de mediana duración, recursos financieros para hacerlo, distribución inmediata y una conexión directa con el público y la oportunidad de hacer otras cosas a la vez”.

En otros medios ha mencionado que es una industria que mueve “una gran cantidad de dinero”. Para ella, estos formatos cortos de 30 minutos, o incluso menos, “son muy atractivos para la gente en el mundo en que vivimos hoy día”.

Se refiere a que el público ya no debe esperar a que en una semana salga otro capítulo nuevo de una serie, porque en las plataformas de internet ya se pueden ver todos los episodios. Además, cree que se producen relatos de calidad:

“Los actores, los grandes talentos, quieren trabajar en televisión. Son ellos quienes van a llamar a la puerta de HBO, por ejemplo, para trabajar con ellos. En definitiva, es algo bueno para todos, para los que lo ven y para los que lo hacen”.

Tardó mucho en regresar a la tele porque no encontraba el personaje adecuado, pero sí es difícil desprenderse del de Carrie Bradshaw, de Sexo en Nueva York.

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More