La ONU pide investigar a fondo la desaparición del periodista Agustín Silva

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, se pronunció por que las autoridades realicen una “investigación eficaz”, basada en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, para localizar al periodista Agustín Silva, reportado como desaparecido el lunes 22 en el municipio de Matías Romero, Oaxaca.

En un comunicado, Jarab se solidarizó con la familia del periodista, hijo de Lucio Silva, reconocido periodista del Istmo de Tehuantepec, y urgió a “las autoridades estatales y federales correspondientes para que realicen una investigación eficaz que tome en cuenta la labor periodística del señor Silva y que determine su paradero”.

La desaparición de Agustín Silva, colaborador de los periódicos El Sol de Istmo y El Sur, fue denunciada el pasado lunes 22, luego de que le avisara a su familia que se reuniría con una fuente de información para elaborar una nota.

La notificación formal de desaparición se realizó después de que el automóvil del comunicador fue encontrado esa mañana en la comunidad de El Morrito, municipio de Asunción Ixtaltepec, en la misma entidad.

“Es imprescindible que las autoridades agoten todas las líneas de investigación y realicen todas las acciones necesarias de acuerdo con lo establecido en la reciente aprobada Ley General en materia de desaparición forzada”, añadió el representante de ONU-DH.

Apuntó que “no se puede negar la posible relación entre la desaparición de Agustín Silva y su labor periodística sin haber esclarecido plenamente el caso y, sobre todo, sin haber localizado al periodista”.

Una de las notas más recientes publicadas por el periodista se relaciona con un operativo conjunto de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Fiscalía General del Estado (FGE) el 16 de enero, en el que se reportó el decomiso de armas y estupefacientes, así como la detención de tres personas.

De acuerdo a la información obtenida por la oficina de ONU-DH, unos días después de esa publicación, “una persona que se dijo representante de los detenidos se comunicó con Agustín Silva, solicitándole publicar un testimonio a favor de los acusados. El periodista rechazó estas presiones y afirmó que sostendría lo que había publicado”.

Ante el caso, la ONU-DH también exhortó a los gobiernos federal y estatal a “generar las condiciones que garanticen un ambiente propicio para el ejercicio de la libertad de expresión”, tomando en cuenta que se avecinan elecciones en el país.

La representación de la ONU recordó que Oaxaca es uno de los estados donde se registra un gran número de agresiones a periodistas, pues sólo en 2017 la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca (DDHPO) documentó 144 actos violentos contra el gremio.

Tras solidarizarse con la familia en nombre de la ONU-DH, Jarab señaló: “Sabemos la angustia que cada día enfrentan las familias de las personas desaparecidas. En estos momentos la familia de Agustín debe saber que no está sola”.

Comentarios