Caso de Marco Antonio causó “indignación”, dice rector de la UNAM; no ha hablado con padres del estudiante

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, manifestó su satisfacción por las movilizaciones universitarias y de la ciudadanía en general por el caso de Marco Antonio Sánchez Flores, el estudiante de la Preparatoria número 8 que desapareció el pasado martes 23 tras ser detenido por cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina; sin embargo, evitó pronunciarse sobre el tema, hasta no conocer “exactamente su situación”.

Entrevistado antes de su entrada al Salón General del Antigua Escuela de Medicina –donde se lleva a cabo la primera sesión del año del Consejo Universitario–, aseguró que la Universidad, a través de Oficina de la Abogacía General, ha acompañado el caso desde que inició y que mantiene comunicación con la familia del joven de 17 años. No obstante, dijo que no ha hablado directamente con sus padres.

“Hemos venido acompañando el caso de Marco desde un principio. Estuvimos muy indignados por su desaparición, inicialmente. Y luego, muy satisfechos de la comunidad universitaria, de la ciudadanía y de las propias autoridades para su localización. Hoy seguimos muy preocupados por su estado de salud.”, sostuvo.

Al ser cuestionado sobre si la Universidad Nacional tomará una posición más determinante en el caso o si se sumará a las peticiones de la propia comunidad universitaria y de organizaciones sociales para que la Procuraduría General de Justicia local (PGJ-CDMX) investigue el caso como desaparición forzada, Enrique Graue manifestó:

“Vamos a conocer primero sus declaraciones y sabremos qué sucedió. No quisiera dar opiniones sobre su estado de salud hasta conocer exactamente la situación”.

Del paro de actividades del pasado lunes 29 en la Preparatoria 8 “Miguel E. Schulz”, de donde es alumno Marco Antonio, y hoy en la Preparatoria 5, “José Vasconcelos”, el rector refirió que deben entenderse como “manifestaciones de indignación de los muchachos por la violación a los derechos humanos y en esa medida hay que entenderlos”.

Antes de su entrada al Salón General, detalló: “Ayer platiqué con el director del Instituto Nacional de Pediatría para conocer su estado; aparentemente va mejorando. Actualmente está en un estupendo lugar y está muy bien atendido. La Universidad Nacional dispondrá de especialistas para apoyar a la familia en caso de que se soliciten”.

Al cuestionamiento de si le preocupa que comience a criminalizarse a los jóvenes, simplemente respondió: “claro”.

La máxima casa de estudios sólo manifestó su rechazo a la detención de Sánchez Flores en un comunicado en el que exigió su presentación pública “e inmediata”, así como una “investigación exhaustiva” de los hechos.

Al inicio de la sesión del máximo órgano de gobierno de la Universidad se pidió un minuto de silencio por la muerte del neurobiólogo mexicano Ricardo Miledi y Dau, así como por los “actos de violencia y violación de los derechos humanos que han sufrido integrantes de la comunidad universitaria en las últimas semanas”.

Comentarios