Precandidatos e independientes no rinden cuentas claras al INE

Los consejeros Adriana Margarita Favela, Alejandra Pamela San Martín, Ciro Murayama, Marco Antonio Baños, Lorenzo Córdova y Enrique Andrade. Foto: Octavio Gómez Los consejeros Adriana Margarita Favela, Alejandra Pamela San Martín, Ciro Murayama, Marco Antonio Baños, Lorenzo Córdova y Enrique Andrade. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tanto los aspirantes a candidaturas independientes, como los precandidatos de partidos y coaliciones, siguen sin rendir cuentas claras al Instituto Nacional Electoral (INE).

Así quedó de manifiesto al darse a conocer hoy, en el pleno del Consejo General, los informes sobre el registro de operaciones de ingresos y gastos de los aspirantes a candidatos independientes y de precandidatos presidenciales, con corte al 28 de enero.

El consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, fue el encargado de mostrar la opacidad con la que se manejan independientes y precandidatos.

En el caso de las precandidaturas a la presidencia de la República –este miércoles se cumplieron 49 días de precampañas–, resulta que José Antonio Meade Kuribreña, a quien Murayama no mencionó por su nombre sino como “el precandidato de la coalición encabezada por el PRI”, reportó hasta el 28 de enero gastos por 11.9 millones de pesos, pero ingresos de sólo 5.8 millones, menos de la mitad de lo que gastó en ese periodo.

Murayama hizo cuentas: “Eso quiere decir que declara gastar alrededor de 243 mil pesos por día de precampaña”, pero sólo obtuvo ingresos, por día, de 118 mil pesos.

Brujo: cada peso que le llega lo convierte en poco más de dos pesos.

Ricardo Anaya Cortés, “el candidato de la coalición Por México al frente”, según Murayama, reporta gastos por 9.9 millones de pesos e ingresos por 2.5 millones. Tampoco canta mal las rancheras, pues eso quiere decir que gasta un promedio de 202 mil pesos por día, pero sólo le llegan 50 mil 700 pesos cada día.

Salió más vivo que Meade: Cada peso que le entra a Anaya a las arcas de su precampaña, lo multiplica… casi ¡por cuatro!

Por último, Andrés Manuel López Obrador no le hace al mago, pero tampoco convencen sus cuentas, que más bien parecen manipuladas: reportó gastos por casi 3 millones 100 mil pesos e ingresos por la misma cantidad. O sea que, en las cuentas de Murayama, el tabasqueño declara que gasta peso sobre peso que le llega: en promedio diario, 65 mil pesos le entran y 65 mil pesos diarios son los que se gasta.

Eso dice lo que reporta al INE.

En el caso de los aspirantes a candidatos independientes a la presidencia de la República, Murayama informó que el total de los que han reportado apoyos ciudadanos (firmas) suman seis millones de apoyos.

Pero en el caso de los tres aspirantes que más firmas han recabado, si se divide el número de firmas que reportan y lo que declaran haber gastado –dijo el consejero–, resulta que a Jaime Rodríguez Calderón (a ellos sí los mencionó por su nombre) le costó tres pesos con 50 centavos cada firma; a Margarita Zavala le salió cada firma en dos pesos con 10 centavos, y Armando Ríos Píter debió gastar 2 pesos y 60 centavos por cada firma obtenida.

Según Murayama, 33 aspirantes independientes a la presidencia “han dejado de lado la rendición de cuentas: no han cargado nada (en el SIF, Sistema Integral de Fiscalización), aunque hay 15 que sí, incluidos los tres punteros.

Finalmente, respecto de los tres precandidatos principales a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, el consejero electoral informó que Alejandra Barrales (PRD-PAN-MC) reporta ingresos y gastos por un millón de pesos, por igual.

Claudia Sheinbaum, de Morena, sigue el mismo esquema, pero con un monto más bajo: ingresos y gastos, por igual, de 510 mil pesos.

Sólo Mikel Arriola (PRI-PVEM-NA) se salta las trancas: reporta ingresos por 200 mil pesos, pero se ha gastado más de un millón y medio de pesos. ¡Mago!

Ha sido el más vivo de todos: le llega un peso…y de la chistera se saca otros seis.

Load More