Día de pánico en los mercados bursátiles de EU; el índice Dow Jones llegó a perder hasta 6%

La caída del Dow Jones. Foto: AP / Richard Drew La caída del Dow Jones. Foto: AP / Richard Drew

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los mercados bursátiles de Estados Unidos vivieron este lunes un día de pánico.

La expectativa de un alza más rápida en las tasas de interés en ese país, los temores por un crecimiento mayor de la inflación, así como la mayor rentabilidad de los bonos del Tesoro y los bonos de deuda, propiciaron una gigantesca oleada de venta de acciones, que hicieron caer a los principales índices bursátiles del país.

El principal índice estadunidense, el industrial Dow Jones, llegó a perder hasta 6%, pero poco antes del cierre de operaciones se recuperó un poco. Al final de la jornada terminó perdiendo mil 175.21 unidades –llegó a estar mil 600 puntos abajo respecto de la jornada del viernes–, equivalentes a una pérdida de -4.6%, y quedó en las 24 mil 345.75 unidades.

El índice Standard & Poor’s 500 (S&P500) bajó 113.19 puntos, para quedar en las 2 mil 648.94 unidades, lo que representó una caída de -4.10%.

Finalmente, el Índice Nasdaq Composite, que congrega a las empresas tecnológicas, perdió 273.42 puntos, para quedar en las 6 mil 967.53 unidades, lo que significó una caída de -3.78%, según la agencia Reuters.

De acuerdo con los analistas, la del índice industrial Dow Jones fue la mayor caída, en porcentaje (-4.6%), desde el verano de 2011.
Aunque fue una jornada de extrema volatilidad en las bolsas de Estados Unidos, los analistas también coinciden en que si bien hubo pánico y mucha incertidumbre, no se trató de un “lunes negro” ni de un descalabro mayúsculo.

De hecho, aun con las pérdidas de este día, el mercado bursátil local sigue estando 23.8% por arriba de lo que registraba desde el día del triunfo electoral de Donald Trump.

También, operadores del mercado aseguraron que “el sistema funcionó correctamente”. Y más tarde la Casa Blanca, a través de su vocería, insistió en que los fundamentos de la economía estadunidense son “extremadamente robustos”, por lo que lo sucedido este día fue algo normal en los mercados, que “fluctúan a corto plazo”.

No obstante, lo que sí es un hecho es que las pérdidas de este lunes borraron todas las ganancias que el mercado había tenido en lo que va del año.

En México no hubo repercusión alguna, pues por ser día feriado no operaron los mercados financieros.

Comentarios

Load More