Natalia Lafourcade: Su nuevo disco, feminismo, elecciones…

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A unos días de haberse lanzado a la venta el disco Musas: Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos Vol. 2, de la intérprete y compositora Natalia Lafourcade, la artista habló sobre su propuesta musical frente a corrientes como el reguetón, pero también en torno al feminismo, la democracia y la responsabilidad de los jóvenes frente a las elecciones presidenciales de este año.

Las oficinas de Sony Music fueron sede de la entrevista donde Lafourcade refirió en los primeros segundos del encuentro: “tengo mucho respeto por toda la gente que trabaja en Proceso ¡qué bárbaros! Hay que ser valiente para hacer lo que ustedes hacen, los respeto”, mientras se servía un poco de café y se acomodaba en la silla para la entrevista.

Vestida de manera casual, con jeans y una blusa beige de manga larga tipo seda, expresó que el Vol 1  (premiado como Mejor Álbum Folclórico en los Latin Grammy 2017), y ahora el Vol. 2 de Musas; ambos en colaboración con la agrupación Los Macorinos –conformada por el jalisciense Miguel Peña y el argentino Juan Carlos Allende–, fue producto de un proyecto personal, acústico e íntimo que al crecer decidió compartir “para que el mundo se diera cuenta de lo que me había enamorado”.

–¿Qué representa Musas frente a ritmos que se han impuesto, como el reguetón?

–Representa aquello de lo que me siento orgullosa, admiro y que soy también, no había manera de interpretar estas canciones sin que realmente fuera humilde y honesta, quería aprender de los compositores que admiro, homenajear y resaltar la belleza que somos y tenemos, quería entender un poco mejor el mundo de estos grandes compositores como Agustín Lara o Juan Gabriel, y usarlo como herramienta para hacer mi propia música y composiciones.

“Me gustaría llegar a ser como esos grandes compositores,  marcar mi propia historia a través de las canciones a través de la eternidad, dejar huella de mi vivencia, mi gente, lo que me rodea, de mi momento histórico.”

Musas Vol. 2, producido por Cheche Alarra y Gustavo Guerrero cuenta con 13 temas, tres de ellos compuestos por Lafourcade (una en coautoría con David Aguilar Dorantes), y a la fecha ha lanzado dos sencillos: el primero “Danza de gardenias”, cuyo video se realizó en Puerto Vallarta, Jalisco, y el segundo “Alma mía”, bolero de María Grever que fue lanzado la semana pasada, y que dice:

Si yo encontrara un alma como la mía,/ cuántas cosas secretas le contaría,/ un alma que al mirarme sin decir nada/ me lo dijiste todo con su mirada.

–Este disco en colaboración con Los Macorinos, es una mezcla de generaciones. ¿Cree que la música tradicional evoluciona?

–Sí, he encontrado en la música tradicional, en el folclor, que hay algo, no sé si es lo mejor (porque hay en estos momentos otros ritmos que se tocan), pero son de una simpleza mezclada con profundidad.

“Y es que en el folclor hay un lenguaje muy cotidiano, pero es el lenguaje popular, el de la gente, lo que somos, y ahí me siento identificada, me conmueve, me emociona, por eso siento que en los últimos años he tenido la inquietud como artista de acercarme a esta música”.

Aunque acotó al respecto:

“Aun así este proyecto se maneja en la superficie, no creo que cae en que sea sólo música tradicional y folclor, es un experimento que toma un poco de todo y terminó siendo mi estilo, como mi propio platillo, pero tiene la influencia de la música tradicional que siempre está ahí, aunque a veces se olvida, y creo que esto me permite hacer que el público la recuerde.”

–¿Cree que el arte, la música, tiene un compromiso con la sociedad?

–No sé si aquel que haga música o arte tiene un compromiso preestablecido con la sociedad, porque todo depende de lo que tú quieras como artista, hay dos puntos que coinciden ahora conmigo: el gusto que me da como artista. Compositora, cantante e intérprete al acercarme a esta música, y que coincide con lo lindo que resulta (tal vez por nuestro momento histórico) con recordar todas aquellas razones por las cuales debemos sentirnos orgullosos, que coincide con sostener un respeto por nuestra historia, raíces y cultura, y una serie de valores que se pueden olvidar.

“Pero no sé, a lo mejor mañana quiero hacer un disco para bailar y no quiero asumir la responsabilidad de decirle nada a nadie, y creo que está bien. Tiene que ver con el momento del artista y lo que el artista quiere hacer. En mi caso he tratado de ser honesta con mis momentos y necesidades como artista.”

–Habló sobre el momento histórico en el que vivimos, es un año de decisiones electorales, donde los jóvenes jugarán un papel decisivo. ¿Cree en la democracia?

–Sí, creo en la democracia, pero hemos vivido en  este dilema de ¿realmente vivimos en una democracia real?, ¿es real lo que está pasando? Son momentos importantes… hace seis años cuestionábamos si podríamos tener un momento de cambio, creo que es importante que en este momento participemos, votar, saber las opciones que tenemos, aunque digamos que todas son horribles, hay que hacer una elección,  escoger entre rojo y amarillo pero escoger y ser responsable con la parte que me corresponde.

“Pero creo que también hay un trabajo a nivel personal, no sólo dejar la responsabilidad en otras personas, es ocupar las herramientas que tenemos a nuestro alcance… hay que compartir la información entre quienes no la tienen”.

–¿Se considera feminista?

–No, respeto mucho a las mujeres que se ponen un traje que defiende los derechos de la mujer y a todas aquellas situaciones en las que las mujeres no fueron privilegiadas, y me encantan las mujeres que adquieren eso como lucha y como motivo de vida, y se empoderan…

“Pero lo genial sería encontrar un equilibrio donde nos respetemos mutuamente hombres y mujeres, creo en la igualdad de género, y que la energía femenina y masculina son necesarias para evolucionar como humanidad.”

La veracruzana –se considera así pues se crió en Coatepec, aunque nació en la Ciudad de México en 1984– estuvo invitada al concierto-homenaje a Armando Manzanero el pasado 3 de febrero y que se efectuó en la zona arqueológica de Chichén-Itzá, pero no se presentó. Por tal hecho, académicos e investigadores del INAH opositores al recital en defensa de la zona arqueológica, agradecieron a Lafourcade y a Lila Downs por no asistir.

Sin embargo, Lafourcade no lo hizo debido a la preparación de su “Tour Musas 2018” que la llevará a Europa y Estados Unidos, y el cual inicia este 12 de febrero en la ciudad de Londres. En la entrevista con Proceso, previa al concierto de manzanero, la cantante dijo desconocer el tema:

“No sé… no quiero que nada se ocupe en contra del maestro, pero la verdad no sabía eso (de la protesta). Creo que todo depende de cómo se hace, con qué respeto se hace y qué tanto invades un espacio que mantiene su propia historia.”

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios