No sólo en Oxfam… MSF admite 24 abusos sexuales en 2017

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desatado el escándalo por las acusaciones de delitos sexuales cometidos por empleados de Oxfam en 2011, durante su misión de ayuda tras el terremoto en Haití, la organización médica y humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) admitió este miércoles que en 2017 se reportaron 24 casos de abuso y acoso sexual dentro de sus filas.

En un comunicado MSF reportó que durante el año pasado recibió 146 alertas, sin embargo, “40 fueron identificados como casos de abuso o acoso, y de esos, 24 se confirmaron como tales”.

La organización no gubernamental –con 40 mil operadores en todo el mundo– señaló que 19 personas fueron despedidas y las otras seis sancionadas. Sin embargo, no detalló de qué manera o en qué consistieron las represiones.

Tampoco precisó dónde trabajan estos empleados acusados de abusos o acoso sexual, ni el lugar en el que se produjeron las denuncias, pues MSF ha tratado estos casos en la más estricta “confidencialidad” para proteger a las víctimas, según un despacho informativo de AFP.

“No toleramos cualquier abuso físico o psicológico contra las personas, el acoso sexual, las relaciones sexuales con menores de edad o cualquier otro tipo de comportamiento que no respeta la dignidad humana”, enfatizó MSF, y agregó que “no tolerará ningún comportamiento de nuestro personal que explota la vulnerabilidad de los otros, ni de los empleados que se aprovechan de su posición para beneficio personal”.

La semana pasada el diario The Times dio a conocer las conclusiones de un informe interno de la Oxfam que revelaba que ciertos trabajadores, incluido su director en Haití, Roland van Hauwermeiren, habían contratado prostitutas –algunas probablemente menores– con fondos de la organización.

Y este lunes 12 el mismo diario publicó que Oxfam conocía las quejas sobre la conducta anterior de dos de sus empleados, entre ellos el propio Van Hauwermeiren, antes de encomendarles cargos de responsabilidad en la gestión del operativo humanitario desplegado tras la catástrofe en el país caribeño.

Tras las revelaciones de The Times, Oxfam admitió que el comportamiento de su personal había sido “inaceptable”. Y Penny Lawrence, que en 2010 ejercía de directora de programas, anunció su dimisión y se declaró “avergonzada” por lo que ocurrió bajo su supuesta vigilancia, tanto en Haití como en Chad, país en el que los cooperantes también contrataron prostitutas, según publicó The Observer.

“Asumo toda la responsabilidad”, dijo Lawrence en un comunicado.

El pasado domingo 11, The Sunday Times amplió la información sobre los abusos en otras organizaciones. Según sus datos, Oxfam registró 87 incidentes el año pasado; Christian Aid, dos, y Save the Children, 31, de los cuales diez “fueron puestos en conocimiento de la policía y las autoridades civiles”.

También la Cruz Roja Británica admitió que “ha habido un pequeño número de casos de acoso”, que The Sunday Times cifró en cinco

Comentarios