Excandidato de Chihuahua se deslinda del caso Alejandro Gutiérrez

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El expresidente municipal de Juárez y aspirante a la gubernatura de Chihuahua en 2016, Enrique Serrano Escobar, aclaró que él nunca manejó en su campaña dinero del erario, como se ha señalado en el proceso penal en contra del exsecretario general adjunto del PRI nacional, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

Serrano Escobar indicó que, de acuerdo con la información que se ha dado a conocer en las audiencias del caso, el dinero presuntamente desviado, 250 millones de pesos del erario de Chihuahua a campañas políticas, se mandó a México para otros estados.

“Es la cuarta campaña que hago, nunca he necesitado dinero de gobierno ni del partido. El partido no me ha dado nada para hacer campaña, al contrario. He tenido el privilegio de contar con los recursos necesarios con amigos principalmente de Juárez y en el caso de la gubernatura, en Juárez, y en la capital”, agregó.

El exalcalde juarense dijo que en su trato con el exgobernador César Duarte Jáquez, nunca abordaron el tema de dinero en ese sentido, “porque él sabía que no tenía necesidad de recursos. Ni siquiera me ofreció ni le pedí. Mi plática siempre fue de temas políticos solamente, del supuesto desvío ni estaba enterado”.

Y aseguró: “Nunca dependí de César Duarte. Mi relación fue política, institucional. Fuimos compañeros como diputados locales, en su gobierno, tuvimos relación como diputado local, primero, y como presidente municipal. Ese dinero (el que se utilizó en campañas priistas), aparentemente era para otros estados”.

Enrique Serrano fue diputado local y coordinador de la bancada del PRI en el Congreso local, de 2010 a 2013, el primer trienio del gobierno de César Duarte. Del 2013 al 2016 fue alcalde de Juárez, cargo al que solicitó licencia para contender por la gubernatura, abanderado por el PRI, Panal, PT, Panal y PVEM.

El exalcalde fue señalado como uno de los beneficiarios a través de su campaña, con dinero que el gobierno federal entregó al gobierno de Duarte para posteriormente simular contratos con cinco empresas, una de éstas es propiedad de Alejandro Gutiérrez, para desviar el dinero a campañas electorales.

Comentarios