El CIDE detecta escasa transparencia y descoordinación en las tareas de reconstrucción a nivel nacional

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La falta de transparencia y de coordinación son una constante en las tareas de reconstrucción a nivel nacional, según los resultados de un estudio realizado por académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El documento “Reconstrucción 19s. Estudio sobre mecanismos de vigilancia, transparencia y rendición de cuentas en el proceso de reconstrucción”, fue presentado este martes por Liliana Veloz, de la Red por la Rendición de Cuentas; Jaime Hernández Colorado, director del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas, y Mauricio Merino, exintegrante de la Comisión de Reconstrucción.

De acuerdo con Merino, para el CIDE resultó imposible saber exactamente cuánto dinero se está destinando a labores de reconstrucción, y esa “gravísima opacidad”, abundó, genera suspicacias respecto a su uso.

“Este estudio no dice que el dinero esté siendo desviado a las campañas políticas, no dice eso, lo que sí dice es que no podemos asegurar que no esté siendo desviado para las campañas políticas. No tenemos evidencia para afirmarlo, pero tampoco para negarlo”, subrayó el excomisionado.

Al respecto, Sergio López Ayllón, director del CIDE, añadió: “No podemos seguir siendo capturados por los intereses políticos y politiquería de corto plazo, tenemos que exigir a los partidos políticos y a los tomadores de decisión que hagan política con mayúscula, y que en esta política haya los espacios de participación ciudadanos que permitan darle fortaleza a estos procesos”.

Durante la presentación del documento a los medios, Mauricio Merino, académico de esa institución, detalló las conclusiones del análisis elaborado, entre ellas la carencia de una conciencia para generar política pública de prevención de desastres, además de la falta de coordinación entre los fondos federales, estatales y privados.

También destacó la ausencia de “una cabeza” que coordine los esfuerzos de reconstrucción, así como un plan a nivel nacional de una “política de largo aliento” para prevenir desastres naturales en el futuro”.

Finalmente resaltó la carencia de un mecanismo de participación ciudadana y en general el “caos” en la administración pública.

“Lo que sí sabemos con absoluta claridad, y aquí está sobre la mesa, es el caos que se ha producido en materia de administración pública de colaboración con la sociedad tras el cataclismo del 19 de septiembre”, sostuvo.

En su oportunidad, Liliana Veloz ejemplificó la opacidad en el manejo del dinero y mencionó que en un ejercicio de transparencia se encontró un desfase de más de 118 millones de pesos entre un reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y una base de datos elaborada por investigadores respecto de los recursos de fondos privados en cada entidad afectada.

En el primer informe de transparencia del Sistema de Administración Tributaria (SAT) se reportó un monto total de 177 millones 767 mil 506 millones de pesos de recursos en efectivo y en especie de los fondos de los estados de Oaxaca, Morelos, Estado de México y Ciudad de México.

Sin embargo, los académicos del CIDE sólo registraron 59 millones 363 mil 467 pesos, es decir, un desfase de 118 millones 434 mil 39 pesos.

En consecuencia, los académicos y coordinadores del proyecto hicieron un llamado a las autoridades y personajes públicos y privados que “tienen tantos recursos en sus manos”, para que busquen un mecanismo sensato de coordinación y prevención.

A pregunta expresa de la prensa, Mauricio Merino dijo que no regresará a la Comisión de Reconstrucción, de la que salió por la falta de transparencia en los recursos destinados a la reconstrucción en la capital.

Cuestionado también sobre los futuros nombramientos, indició que espera una “buena designación” de un nuevo comisionado y subcomisionados.

Finalmente mencionó que se debe continuar con la Ley de Reconstrucción y obligar a las autoridades locales a su pleno cumplimiento.

Comentarios