Viuda de José Luis Cuevas se deslinda de irregularidades en el Museo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Beatriz del Carmen Bazán, viuda del pintor José Luis Cuevas, fallecido el 3 de julio de 2017, se deslindó este martes de las irregularidades en el Museo José Luis Cuevas, y también aclaró algunos hechos referentes a la relación que el artista tenía con sus hijas, a quienes acusó de ensuciar su imagen con notas sensacionalistas y amarillistas.

Aseguró que no hay más herencia que repartir, ya que los bienes materiales derivados del testamento que dejó Cuevas fueron repartidos en vida por el pintor.

Las hijas de José Luis Cuevas, dijo, recibieron de parte de su padre –cuando él aún vivía– varios bienes, entre los que se encuentran un departamento en París y la casa de San Ángel de Teodoro González de León, pero ellas, agregó, no están satisfechas.

Otros de los temas que abordó la viuda fue el registro del nombre y firma de “José Luis Cuevas” como marca, y señaló que se hizo en 2012 porque se detectó exceso de piratería en torno a su obra y para proteger la originalidad de la misma, por lo que se suscribió un convenio donde el artista la dejó como propietaria cuando él falleciera.

En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañada de sus abogados Katya Mardueño y el penalista Ricardo Olmedo Gaxiola, Bazán atribuyó los problemas administrativos del Museo José Luis Cuevas al apoderado legal del mismo, Salvador Vázquez Araujo, así como a la Fundación.

Ello, luego de que la Auditoria Superior de la Federación señaló en 2016 que los donativos hechos al Museo se destinaron a cuestiones de nómina, vigilancia y limpieza, y no a los fines para los que fueron recibidos: actividades artísticas y culturales.

La viuda de José Luis Cuevas detalló que a ella se le mantuvo al margen y que desde 2014 no tiene conocimiento de dichos problemas.

Respecto del funeral de su esposo, reveló que ella solo acató las instrucciones que él le dio, en el sentido de que en su velorio, cremación y homenaje no estuvieran presentes sus hijas, y tampoco su hermano Alberto, aunque a final de cuentas las primeras sí asistieron.

Además, explicó que la urna con las cenizas de Cuevas se encuentra en una iglesia, aunque no precisó cuál, y sostuvo que él quería que las cenizas de ambos estuvieran en una misma urna, en la de “Los Siameses”, y que fueran llevadas en su momento a la Catedral Metropolitana.

(Con información de Aristegui Noticias)

Comentarios