La ANDA, en la encrucijada

Conforme se aproxima el momento de elegir secretario general de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), se alzan voces exigiendo acabar con los números rojos y la discriminación en el anquilosado esquema sindical del organismo. Así, algunos de los 400 histriones del movimiento #ANDATÚASaber descalifican la defensa de sus dirigentes –manifestada en estas páginas hace un mes–, al tiempo que hoy lanzan la candidatura del primer actor Jesús Ochoa.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El actor, director de escena y dramaturgo Felipe Nájera lleva una década denunciando irregularidades en los comités ejecutivos de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), “todo con documentos como pruebas”, señala.

Empero, ahora enfrenta una denuncia por discriminación interpuesta por seis miembros de esa organización actoral, un trámite que lo ha convertido en el primer caso de discriminación en la Ciudad de México “que se vincula a proceso”.

El chihuahuense con 30 años de trayectoria enfatiza en entrevista:

“Es terrible esa situación. Estoy sorprendido porque soy un luchador por los derechos humanos, muchos conocen mi labor al respecto, y por esclarecer y sacar a la luz la corrupción y denunciar lo que pasa en la ANDA, hoy estoy acusado como un discriminador.”

En 2010, Nájera contrajo matrimonio con el arquitecto Jaime Morales y en 2012 se convirtieron en la primera pareja a la que una institución pública les concedió la adopción plena de su hija Alejandra. Estos acontecimientos lo llevan a adentrarse en el activismo social en busca del respeto de los derechos humanos de la comunidad LGBTTTI, de las mujeres y de los grupos vulnerados.

Para octubre del 2014 ganó una demanda laboral por discriminación contra su sindicato, y esto le permitió registrar a su esposo Jaime como beneficiario en el servicio médico.

Cabe recordar que el movimiento #ANDAtúASaber, del cual Nájera forma parte y otros más de 400 actores, denunciaron un faltante de 21 millones de pesos que descubrieron tras una auditoria. Hecho por el cual Floribel Alejandre, secretaria de Tesorería y Administración de esta agrupación artística, levantó el 22 de marzo de 2017 un acta en la Fiscalía Desconcentrada en Investigación en la delegación Cuauhtémoc, agencia del Ministerio Público.

El pasado 16 de enero, en conferencia de prensa, Julieta Egurrola, Luisa Huertas, Anilú Pardo, Leticia Pedrajo y Roberto Sosa (del ANDAtúASaber) denunciaron a Hilda Aguirre, Lilia Aragón, Irina Areu, Abel Casillas, Humberto Elizondo, Amparo Garrido, Luis Gatica, Rafael Inclán, Juan Imperio y Lety Rodríguez de “saqueo” y malos manejos en la ANDA.

Ante este semanario, Lilia Aragón, Humberto Elizondo, Rafael Inclán y Luis Gatica negaron las acusaciones (Proceso, 2152).

Historias de corrupción

“De todo lo que hemos denunciado, tenemos pruebas”, dice Nájera.

“Humberto Elizondo siempre se alardeó que fue el último secretario general de la ANDA (1994-1998) que dejó 40 millones de superávit. Pero en el resultado de la auditoría que él mismo dejó [cuya copia muestra a este semanario], en realidad el resultado es que había un déficit de tres millones. Existen algunos gastos que ellos consideran inversiones en el interior de la República Mexicana y la auditoría muestra que se efectuaron en el exterior, para subsidiar las imposibilidades económicas que tienen las secciones y las delegaciones en la ANDA.”

Eso ya es una irregularidad, apunta, que en las finanzas de la asociación se pongan como inversiones lo que fueron gastos.

“Esa auditoria igual arroja que Elizondo utilizaba gastos del presupuesto que era para viajar al interior de país, pero en la Ciudad de México. Resulta que el compañero, en esta auditoría, refleja el uso de varios millones de pesos como gastos de representación y dice ahí, muy claramente, que eran comidas. Aparecían facturadas no a nombre de la ANDA, sino a nombre de él.”

Rememora el periodo de la primera actriz Silvia Pinal como secretaria general (2010-2014):

“La compañera Silvia en su última biografía, Esta soy yo (Editorial Porrúa), dice que gracias a ella los matrimonios de las parejas del mismo sexo obtuvieron los derechos en la asociación. Pero ella fue la principal adversaria al respecto. Me casé en 2010 y empecé esa lucha para poder hacer que mi esposo fuera mi beneficiario en el servicio médico y ella fue la principal oponente. Demandé a la ANDA y a Silvia Pinal, como secretaria general.”

Lilia Aragón mostró a este semanario que el contrato de compra y venta del terreno de La Cruz Huanacaxtle, que era de la ANDA, decía que habían pagado al comprador $5’782,070.00 cuando lo acordado entre las partes fue de $4’250,000.00, debido a “un error del notario”, demostrado ante la Procuraduría de Justicia 001469/2012/039-B11. Al respecto, Nájera invalida:

“También yo puedo pararme frente a un notario y decirle que levante el acta; me va a cobrar un muy buen dinero, pero va a decir lo que yo le diga. Ese no es un documento que sea válido. La compañera lo llevó a la Comisión de Fiscalización y Vigilancia de la ANDA, mas no es un procedimiento legal para invalidar una acusación de un juicio que se hizo estatutariamente siguiendo todos los lineamientos con un jurado popular elegido en una asamblea. Y la Comisión de Honor y Justicia dictaminó que era culpable. La compañera sigue siendo culpable, lo único que sucedió es que como estaba a dos meses de terminar su periodo, se le permitió terminarlo.”

Sobre Yolanda Ciani, secretaria general entre 2014 y 2016, halló que en lugar de firmar un contrato colectivo con una empresa mexicana (que estaba grabando una serie estadunidense en Durango), pidió una aportación de 30 mil dólares a cambio de un contrato colectivo (“cosa que me parece totalmente fuera del principio de sindicalismo”, aclara “y en lugar de permitirme negociar a mí como secretario del Trabajo como lo estipula el estatuto, ella prefirió verlo por fuera y pedir una aportación”). Es una entrada de dinero que no está etiquetada, y cuenta que alterar los estados financieros es un lugar común:

“Siempre es un caos. Entonces, desde que empecé propuse una nómina principal, fija. Ya está hecha la plataforma, pero es la fecha cuando todavía no se echa andar porque la gente se halla contraria al cambio. Digitalizar los ingresos automáticamente crea transparencia. Si se sistematizan las finanzas, va a ser muy difícil desviar el dinero.”

Demanda por discriminación

Nájera, egresado de la Escuela Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes, anuncia que desde julio del 2016 le interpusieron una denuncia por discriminación:

“La efectuaron primero seis compañeros, entre los que estaban Ciani, quien manifestaba que yo la maltrataba, por ser mujer y una persona adulta mayor. Sus testimonios decían que el cáncer que padeció yo se lo había provocado. Las radiografías eran sus ‘pruebas’. Otra compañera de Previsión Social me denunció con puros dichos, que dizque iba ir a terapia porque estaba realmente lastimada, en fin, se unieron todos… Esa denuncia estaba en la Fiscalía de Asuntos Especiales por Discriminación. Yo llevé pruebas, fui al Ministerio Público durante casi un año…”

La denuncia tomó un aire inesperado.

“Recibí un citatorio para una audiencia frente a un juez, ya en el nuevo sistema penal acusatorio. Era para el 5 de diciembre de 2017 y me la cambiaron para noviembre, días antes de una asamblea en la ANDA que se esperaba a finales de noviembre de ese año. En la audiencia descubrí que los abogados de ellos eran los que habían ingresado a la ANDA.”

Ahí hay otro delito grave de prevaricato, sostiene.

“Hace poco, Laura Zapata apareció en una conferencia de prensa con el abogado que me acusa. De esa denuncia ante el juez sólo llegaron cuatro compañeros; ya no estaba la denuncia de Ciani. Pero de las cuatro denuncias el juez decidió vincular dos a proceso.  Es el primer caso de discriminación en la Ciudad de México que se vincula a proceso. Hace unos días, les llegó a nuestros abogados la denuncia oficial de que sí decidió el Ministerio Público continuar con la acusación.”

Nájera denunció civilmente a Laura Zapata ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), “discriminación no hacía mí, sino hacia mi hija, está la denuncia civil y la penal por discriminación hacia la niña. Tomó una imagen que subí a las redes y la asoció a ciertas frases que incitaron desafortunadamente al odio y generaron comentarios muy adversos hacia nosotros como familia”.

En cuanto a la demanda que interpuso Floribel Alejandre, Nájera resalta que “sigue vigente”; pero Humberto Elizondo y Lilia Aragón destacaron a Proceso que “no procedió”.

Bauche, Reyes y Ochoa

A su vez, la cantante, actriz y promotora cultural Vanessa Bauche menciona a este medio informativo que la actriz Lourdes Reyes desde hace años forma parte de una comisión de homologación para aprobar los derechos de todos en Previsión Social de la ANDA:

“Fueron cuatro los compañeros que estuvieron dando la batalla y lo lograron. Ya está el derecho ganado para que todas las parejas, ahora sí del género, tengan los mismos derechos.”

Lourdes Reyes sostiene:

“Se pidió a votación en asamblea que se incluyera el párrafo quinto del artículo primero constitucional, que dice que queda prohibida toda discriminación, y encontramos una fórmula para poder sustentar la viabilidad financiera en la ANDA, sin lastimar la misma economía del sindicato, que ya se está implementando; pero el reglamento no está actualizado ni limpio.”

Bauche informa:

“A partir del movimiento de denuncia que empiezan a hacer el secretario del Trabajo y Conflictos y la secretaria de Tesorería, Felipe Nájera y Floribel Alejandre, hay una confrontación pública muy fuerte pública y mediática por parte de los opositores, los que no quieren la transparencia, los que quieren que las cosas se queden como están, que además la mayoría de ellos son irregulares. En la última auditoria que se hizo al padrón, que ellos mismos exigieron, salen como irregulares.”

Las dos artistas son integrantes del movimiento #ANDAtúASaber.

“Los más de 400 compañeros que estamos dentro de este movimiento que es ANDAtúASaber hemos tomado decisiones, como por ejemplo, crear una planilla alternativa para poder realmente desde adentro intentar hacer algo. Es la planilla morada donde están Jesús Ochoa, Laura Ayala, Alejandro Calva, Emilio Guerrero, Cinthya Klitbo, Marco Treviño y Jorge Zárate, compañeros que gozan de una reputación intachable.”

Por su parte, Jesús Ochoa, con una amplia trayectoria en el teatro, el cine y la televisión, platica a este semanario que compite para secretario general de la ANDA porque él cumple con los requisitos sindicales para aspirar a cualquier puesto:

“Soy activo y he acudido a las últimas tres asambleas. En una asamblea primero fui votado para un cargo que fue para la comisión electoral de las próximas elecciones y se apuntaron seis o cinco candidatos por grupo para elegir a los vocales y al presidente de la comisión electoral. El único del bando que salió y que pudo entrar a la comisión fui yo, incluso tuve votos del lado contrario. Después, los mismos que votaron por mí se dieron cuenta que podría concursar para la Secretaría General. No cuento con carrera sindical, pero estoy muy consciente de que ha llegado el  cambio de generación en el movimiento sindical de los actores y actrices y la posibilidad de ayudar a eso.”

Declara la estrella sonorense:

“Creo que la ANDA necesita un gran paso hacia la modernidad, la unión sobre todo y la transparencia. No hay de otra. No soy un actor al que le haya ido mal, afortunadamente mi carrera es muy buena. En ese sentido no necesito nada, ningún puesto como tal, ni tampoco mis aspiraciones son políticas. Son verdaderamente sindicales.”

Este reportaje se publicó el 25 de febrero de 2018 en la edición 2156 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha.

Comentarios