El basquetbol nacional regresa al ring

México vs. Puerto Rico. Pasaje a China 2019. Foto: AP / Rebecca Blackwell México vs. Puerto Rico. Pasaje a China 2019. Foto: AP / Rebecca Blackwell

Se abre un nuevo capítulo en el estire y afloje de poderes en el basquetbol mexicano. El nuevo enfrentamiento se detonó cuando el gremio de jugadores anunció que rechazó la invitación a enfrentar a un combinado de la división de desarrollo de la NBA, alegando “falta de condiciones”. El presidente de la liga, Sergio Ganem, afirma desconocer las demandas de los inconformes y califica de “absurda” su actitud, y advierte: “Si tengo a una persona problemática en mi organización, mejor no la tengo”. En respuesta, el administrador de la recién formada asociación de basquetbolistas, Giorgio Tarrab, dice que están listos para defenderse.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La duela mexicana enfrenta una nueva sacudida a raíz del enfrentamiento entre la recién formada Asociación Mexicana de Jugadores Profesionales de Baloncesto (AMJB) y la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol (Ademeba), el organismo que rige este deporte en el país.

El conflicto estalló el martes 13 cuando el gremio de jugadores mantuvo su decisión de no integrar una selección mexicana (conocida como los 12 Guerreros) para disputar un juego amistoso contra la quinteta de la liga de desarrollo de la NBA, la G-League, el domingo 18 en Estados Unidos, encuentro programado para desarrollarse antes del Juego de Estrellas. Al final de cuentas el partido sí se realizó, pero con otros basquetbolistas mexicanos.

El mismo miércoles, tras la protesta y la negativa de la AMJB, la Ademeba y su Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) –donde juega 90% de los basquetbolistas que rechazaron viajar a Estados Unidos– suspendieron súbitamente la conferencia de prensa en la que pretendían informar los detalles de la participación mexicana en el Juego de Estrellas de la NBA, en Los Ángeles, California. La explicación fue breve: “Debido a cuestiones ajenas a la liga”.

El encontronazo ya trastocó la tranquilidad de los jugadores. Algunos de ellos, tras ser buscados por este semanario, se mostraron cautelosos y prefirieron reservarse sus opiniones ante el temor de convertirse en víctimas de represalias de los dueños de los equipos.

Entrevistado por Proceso, el presidente de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, Sergio Ganem Velázquez, garantizó que no habrá desquite ni sanciones contra los jugadores que se manifestaron.

Aclara que él respeta la AMJB, pese a que esta asociación civil, afirma, carece de reconocimiento de la Ademeba, de la Federación Internacional de Baloncesto (Fiba) y de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

El responsable de la LNBP asegura que desconoce el origen de la protesta, porque se está trabajando para mejorar su nivel. Incluso, sin revelar identidades, menciona que dos jugadores de los 12 Guerreros, quienes también integran la AMJB, “ganan igual o más que el presidente de la República. De verdad, ¿no sé cuál es la queja de esta asociación?”.

Ganem Velázquez, quien también preside el equipo Fuerza Regia, actual campeón del basquetbol mexicano, detalla que en México hay jugadores con salarios que van de los 70 mil a los 300 mil pesos mensuales.

“Pierden oportunidad”

El 25 de enero último fue presentada de manera oficial la Asociación Mexicana de Jugadores Profesionales de Baloncesto, cuya misión, se expuso, es defender las condiciones de trabajo de sus asociados y, en general, de los jugadores de basquet profesionales o amateur “ante cualquier persona física o moral, nacional o extranjera”.

Dicho de otra manera, la AMJB surge como respuesta a las anomalías en este deporte en México, como los atrasos de pago a los jugadores y los arbitrarios manejos en sus contratos.

En el libro número mil 256 de la Notaría 246, se indica que la asociación mexicana de jugadores fue constituida el 10 de noviembre de 2017, que su vigencia es permanente y que sus socios fundadores son Héctor Humberto Hernández, El Virito, quien funge como presidente; Giorgio Simone Tarrab Poli, como consejero administrador; Jorge Alberto de León Piña, como consejero secretario; Manuel Nevárez Jáquez, como consejero tesorero, así como Pedro David Meza Rogel, El Pery, y Lorenzo Real Aguilar.

Héctor Hernández y Pedro David Meza (ya retirado) son parte de los originales 12 Guerreros. De hecho, El Virito es uno de los jugadores que regresaron la semana anterior a la selección nacional, para participar en las próximas fechas de la Fiba contra Puerto Rico, el viernes 23 en Monterrey, y contra Cuba, el lunes 26 en La Habana, rumbo a la Copa del Mundo que se realizará en China, en 2019.

Una semana antes del Juego de Estrellas, la AMJB anunció sorpresivamente, en redes sociales, que los 12 Guerreros no jugarían contra el equipo de la liga de desarrollo de la NBA, alegando que “no existen las condiciones necesarias”.

Consultado al respecto, Sergio Ganem dice que aún no entiende qué motivó la protesta, sobre todo cuando por primera vez la NBA le abre las puertas a México para que participe en un evento internacional de la talla del Juego de Estrellas, visto por millones de aficionados de todo el mundo.

“Este tipo de partidos son propicios para que muestren su talento, les sirve de escaparate para dar el salto a un equipo de Europa o de Estados Unidos, como ya lo han hecho otros mexicanos”, dice el directivo al recordar los casos de Gustavo Ayón, Alex Pérez, Jorge Gutiérrez y Paco Cruz. “Por eso se me hace absurdo el hecho de que algunos dijeran ‘no participo’”.

En la entrevista, Ganem insiste: “Que alguien me explique a qué se refirió la asociación (de jugadores) cuando dijo que no existían las condiciones necesarias. ¿Cómo es posible que emitan un comunicado de esa naturaleza, siendo que más de la mitad de quienes integran a los 12 Guerreros sí fueron a jugar a Los Ángeles? Si no existieran las condiciones necesarias, no hubiera asistido nadie”.

También recuerda que todos los jugadores que participan en la LNBP y el cuerpo técnico de los equipos afiliados cuentan con un seguro de gastos médicos mayores.

“No sé si el basquetbolista profesional mexicano esté conforme o no (con su salario), pero está en una posición de privilegio. ¿Quién en nuestro país, con una carrera profesional, maestría y doctorado, gana 300 mil pesos mensuales? –pregunta el directivo–. En México, poca gente tiene esa oportunidad.

“El que no esté conforme en un trabajo, y no le puedan cumplir las condiciones que exige, que no juegue aquí, que busquen otro empleo o formen las ligas que deseen. Si no están a gusto, ¿para qué siguen jugando aquí?”, reclama.

El responsable del baloncesto profesional de México recuerda que, tras la negativa de los jugadores, tuvo que formar un equipo alterno –a petición de la Ademeba– que fue dirigido por el español Francisco Olmos, también entrenador de Fuerza Regia.

Aclaró que, pese a que no es su responsabilidad, la liga, en común acuerdo con los dueños de los equipos, se hará cargo del salario de los jugadores que participen en la selección en juegos oficiales o amistosos.

El pago es responsabilidad de la Ademeba o, en su caso, de la Conade, cuyo titular es Alfredo Castillo Cervantes, dijo.

Acusan opacidad

Sergio Ganem señala que otro de los problemas que tiene la asociación de jugadores es la falta de transparencia; recuerda que se ha reunido con ellos en dos ocasiones y que les ha pedido que comprueben la personalidad jurídica de su organización, con documentos oficiales, con su acta constitutiva y alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. “Primero que nada, tengo que saber quiénes son”.

También mencionó que les solicitó el listado de las personas y jugadores que integran dicha asociación, pero asegura que no le han respondido.

“De mi parte siempre ha existido voluntad, los recibí en mis oficinas en Monterrey y lo volveré hacer las veces que ellos consideren necesario, pero no puedo darle espacio a una organización que va a estar en el ostracismo y en la oscuridad.

“Estamos trabajando con claridad, con orden, y si les pido un listado para saber cuántos son sus asociados, y no me lo dan, pues no soy adivino. ¿Cómo sé si es verdad, si no tengo los documentos jurídicos en mis manos para corroborar lo que me estás diciendo?”

–¿Cuál es la posición de la liga sobre la asociación de jugadores?

–Es bienvenida. Ojalá que sea un esfuerzo legítimo por mejorar nuestro baloncesto mexicano profesional. Siempre que sea de esa manera serán bienvenidos y contarán con nuestro apoyo.

–De plano, algunos jugadores prefieren guardar silencio por miedo a represalias –se le comenta a Ganem.

–Esos son ejemplos muy lamentables de lo que no se debe hacer. Finalmente, no puedo coartarle a un grupo de jugadores la libertad de formar una asociación. A lo mejor no hay mucho qué pedir o mucho qué reclamar, pero lo poco o mucho que haya con gusto se les atiende, se les escucha y se trabaja en conjunto.

–¿Se compromete a que no habrá venganza contra los agremiados de la asociación de jugadores?

–A nadie se le ha sancionado, a nadie se le sancionará.

–¿Ahí terminó el asunto?

–Sí, porque ¿cómo obligo a alguien que no quiere participar? Si se hubiera tratado de un juego oficial y hubieran sido llamados a la selección nacional y no asisten en rebeldía, o de manera injustificada, entonces sí aplicaríamos el estatuto y el reglamento. En ese sentido, las sanciones son muy claras: desde amonestaciones hasta la expulsión de la liga, como en todas las ligas profesionales del mundo.

“El mayor agravio es para ellos, porque se están cerrando las oportunidades. Esto es muy simple: ¿quién quiere a gente problemática en su organización? ¡Nadie!

“Si tengo a una persona problemática en mi organización y no compagino con ella, mejor no la tengo. Si hay una persona en mi organización que no está conforme con lo que le pueda dar, no lo voy a retener a la fuerza, que se busque otra chamba”, agrega Sergio Ganem.

En la liga profesional de basquetbol participan 11 equipos y cada escuadra está integrada por 12 jugadores, es decir, al menos 140 basquetbolistas –contando a algunos refuerzos– son parte de la liga que en 2019 ascenderá a 15 franquicias.

“Nos defenderemos”

Sobre el conflicto, el consejero administrador de la Asociación Mexicana de Jugadores Profesionales de Baloncesto, Giorgio Tarrab Poli, pide poner en claro que una cosa son las convocatorias oficiales, como los juegos rumbo al mundial, y otra son los llamados para los amistosos, como el reciente encuentro contra un combinado de la NBA.

También aclara que la protesta de los jugadores no necesariamente está ligada a una exigencia económica. “También fue un poco el tema de la organización al momento en que se realizó la convocatoria, el tiempo de anticipación con la que se hizo y el calendario de los juegos”, dice a este semanario.

–¿Ustedes mostraron algún punto de desacuerdo, no estaban convencidos en acudir a la convocatoria para el Juego de las Estrellas?

–Tanto como inconformidad no. Hemos estado en pláticas con diferentes organizaciones, pero sí es importante que estén muy claras las condiciones en las que se llaman a los jugadores en este tipo de compromisos, conforme a los estándares internacionales actuales –responde Tarrab Poli.

–¿Los jugadores están totalmente dispuestos a asistir a las convocatorias de la selección?

–La disposición es total, (aunque) seguro por ahí habrá una excepción. No quiero hablar de casos en específico, porque pueden presentarse temas de jugadores que tengan compromisos con sus equipos, pero, en general, la base de los llamados 12 Guerreros no sólo está disponible para esta ventana Fiba, sino para el resto de las ventanas clasificatorias para el mundial.

“Como asociación, tenemos una corta existencia y se origina de la unión de los jugadores para mejorar las condiciones del basquetbol nacional, no específicamente de la selección nacional. Había una serie de inconformidades por la cual se unen los jugadores y estamos trabajando.

“En este caso, una de las razones es el tema de las sanciones o las multas de la liga. Muchas veces, estas sanciones son desproporcionadas en comparación con ciertos estándares internacionales.

“Por ejemplo –expone Tarrab–, una multa puede llegar a representar 19 o 20% del salario mensual promedio de un jugador de la liga, mientras en la NBA, la mejor del mundo, es menor”.

En algunos portales del baloncesto nacional se publicó una carta con fecha del 25 de enero pasado, en la cual se informa que varios jugadores se afiliaron en secreto a la asociación; lo hicieron a escondidas de los dueños de los equipos porque consideran que son una seria amenaza a sus intereses.

–¿La asociación considera que los dueños de los equipos son una amenaza? –se le pregunta a su consejero administrador.

–No sé si sean una amenaza, pero evidentemente es un tema que le va a dar mucha voz a los jugadores. La asociación será un canal de solución a las inconformidades. Ahora, asociarse en secreto es una palabra que puede interpretarse como medio escandalosa. Por eso, nuestra lista de afiliados es confidencial, para evitar cualquier tema que pueda surgir.

–¿Como asociación, están preparados jurídicamente para lo que pueda ocurrir en adelante, como afrontar una probable de venganza de los equipos de la liga?

–Por supuesto. Somos una asociación debidamente constituida y de nuestra parte todo está muy trasparente. Nuestro objetivo no es entorpecer el crecimiento del basquetbol, sino de qué forma colaboramos con las autoridades y la manera de hacerlo es dando a conocer las necesidades reales de los jugadores y qué hace falta para mejorar su condición.

Este reportaje se publicó el 25 de febrero de 2018 en la edición 2156 de la revista Proceso.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso