Replantear política sobre las drogas, demanda de Graue al gobierno federal

Enrique Graue, rector de la UNAM. Foto: Benjamín Flores Enrique Graue, rector de la UNAM. Foto: Benjamín Flores

Tras el asesinato de dos narcomenudistas en Ciudad Universitaria –un hecho que evidenció la vulnerabilidad en que se encuentra la máxima casa de estudios del país–, el rector Enrique Graue advierte: el país tiene que replantearse la política de drogas particularmente en lo que a mariguana se refiere. En entrevista dice que los narcomenudistas siempre han estado en el campus universitario y también habla de los avances de los últimos meses en esa materia. Incluso propone el uso lúdico de la cannabis. Sin embargo, admite que, por desgracia, el mercado de la droga siguen siendo los jóvenes.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El 23 de febrero, alrededor de las 15:30 horas se oyeron varias detonaciones de armas de fuego en el área de los frontones de CU. Ese día, como nunca antes, el recinto educativo más importante del país fue vulnerado.

Esa misma tarde Rectoría emitió un boletín en el que consignó la muerte de dos presuntos narcotraficantes durante una disputa entre dos cárteles de la droga que intentan posicionarse en el campus universitario.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, demandó al gobierno federal “un cambio general de la forma en que aborda el problema de la lucha contra el narcomenudeo y el narcotráfico en México”. Y sentenció: “Lo que sucede en CU es sólo un reflejo de lo que pasa en cada colonia del país”.

La solución al “tremendo” índice de violencia alcanzado en México puede ser la liberación y la legalización de uso lúdico de la mariguana; incluso la UNAM prepara un foro interdisciplinario abordar el problema comenta Graue a Proceso desde la sala de juntas del edificio de Rectoría.

El 23 de febrero, un hombre de entre 23 y 25 años apodado El Güero y otro joven ofrecían drogas en la zona conocida como El Frontón cuando llegaron El Paquito, El Tortugo, El Víctor y El Niño Mariguano, quienes comenzaron a discutir con El Güero y su acompañante y luego comenzaron a golpearlos.

El Güero sacó un arma de fuego. El Niño Mariguano intentó repeler la agresión con una pistola calibre .25 pero se le encasquilló. Cayó abatido, mientras que El Paquito resultó herido.

El Tortugo y El Víctor salieron ilesos e intentaron trasladar al Paquito hasta un circuito universitario y esperar una ambulancia para que lo auxiliara; finalmente huyeron hacia el Metro Universidad.

Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2157, ya en circulación

Load More