Advierten que Honduras busca cerrar investigación sobre el crimen de Berta Cáceres

Exigen justicia en Honduras para Berta Cáceres. Foto: AP / Fernando Antonio Exigen justicia en Honduras para Berta Cáceres. Foto: AP / Fernando Antonio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) denunció que las autoridades procuradoras de justicia en Honduras pretenden cerrar el caso de la activista Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016 en ese país centroamericano.

Sostuvo que el pasado viernes 2, al cumplirse el segundo aniversario de la muerte de la coordinara del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue capturado David Castillo, gerente General de la empresa Desarrollos Energéticos A.C. (DESA) y del proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca.

“Esta captura no se debe a los esfuerzos del Ministerio Público hondureño, sino a la constante denuncia y presión ejercida por el COPINH y múltiples organizaciones a nivel internacional que desde un inicio han denunciado la responsabilidad de David Castillo en el asesinato de Berta”, puntualizó.

Pero como bien sabemos, añadió, esta persona es solo una pieza de la estructura criminal detrás del asesinato de Cáceres, “por lo que exigimos que se siga la investigación para capturar a todos los autores intelectuales, que se encuentran en la dirección de la empresa DESA y el gobierno hondureño. Exigimos que se finquen responsabilidades a los autores tanto materiales como intelectuales de este crimen”, subrayó.

La Rema exigió justicia para Berta, pero también para Gustavo Castro, de Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México, a quien quisieron asesinar por acompañar a Cáceres en la construcción de alternativas para el pueblo Lenca.

De igual manera, demandó el cese de los asesinatos y de los procesos de criminalización “que se multiplican a nivel mundial contra todas las defensoras y los defensores de la vida”. En 2017, 197 de ellas y ellos fueron asesinados, subrayó.

Detalló que por el crimen de Berta Cáceres ocho personas fueron detenidas en 2016, entre ellos un empleado de la empresa DESA y un mayor de las fuerzas armadas hondureñas. Pero su condena de prisión preventiva vence en mayo y las autoridades procuradoras de justicia en Honduras pretenden cerrar el caso, puntualizó.

Finalmente denunció que los proyectos de hidroeléctricas como el de Agua Zarca no son proyectos de energía limpia, “son proyectos de muerte que forman parte del modelo extractivo, tintados de sangre”.

De 2005 a 2015, precisó, hubo más de 40 asesinatos de defensoras y defensores de los ríos que se oponen a proyectos hidroeléctricos entre México, Centroamérica y Colombia.

Load More