América Móvil impugna la decisión de IFT de separar Telmex

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Horas después de conocer la resolución del pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que ordena la separación funcional de Telmex en el plazo de dos años, América Móvil expresó en un comunicado que impugnará tal decisión porque “difiere sustancialmente” del plan presentado por el propio organismo regulador en 2017.

América Móvil, la empresa que controla Telmex, Telcel, Telnor y otras empresas de telecomunicaciones de Carlos Slim, subraya también que recientemente el IFT tomó la decisión de reducir los precios que había definido en 2017 para los servicios de telecomunicaciones “no atendiendo las mejores prácticas y estímulos de inversión para incrementar la cobertura”.

“La separación funcional ordenada por el IFT no supone una separación estructural, ni desincorporación de las empresas que componen el AEP (Agente Económico Preponderante) por lo que éste será responsable de la viabilidad técnica, económica y financiera de las nuevas empresas mayoristas”, ordenó el instituto.

Ante esta orden, América Móvil informó que “el consejo de administración ha tomado la determinación de no subsidiar ni financiar las operaciones de la entidad separada”.

La notificación del IFT “será impugnada conforme a las leyes aplicables. Su cumplimiento es obligatorio, por lo que Telmex y Telnor iniciarán el proceso de separación ordenado de acuerdo con los términos y condiciones determinados” por el organismo regulador.

Por su parte, la consultoría Mediatelecom presentó un largo estudio titulado “Porque lo digo yo” donde analiza la decisión del IFT y subraya que alquilar los servicios e infraestructura por debajo de costos “compromete inversiones y viabilidad de la nueva empresa”.

Mediatelecom también señala que el IFT “no tiene un objetivo claro al ordenar la separación funcional” y tampoco realizó estudio de competencia ni análisis de costo-beneficio de la separación funcional ni presentó “un estudio de las inversiones que se requieren para desplegar la infraestructura y que se traduzca en los costos mínimos de la nueva empresa”.

Entre las omisiones más graves del instituto, Mediatelecom destaca que el número de suscriptores a banda ancha fija creció 9.3% entre 2013 y 2016 hasta llegar a 16. 5 millones en junio de 2017, pero México aún está por debajo de los niveles de penetración de otros países como Colombia.

También destacó que, en los últimos cuatro años, a raíz de la reforma de telecomunicaciones, el número de líneas de telefonía fija (más del 65% corresponden a Telmex) ha disminuido 5.47%, pero “no necesariamente se trasladaron a la competencia, sino que algunos dejaron de demandar servicios de telefonía fija”.

Por tanto, “el hecho de que los usuarios cancelen sus conexiones de telefonía fija para migrar a la telefonía móvil es una razón para que el IFT ordene una separación funcional”, pero el organismo regulador “no aclara que la penetración de telefonía fija en todos los países de la OCDE está decreciendo, por lo que una separación funcional iría en sentido contrario de promover la inversión en nuevas tecnologías como la fibra óptica”.

Comentarios