En Chiapas, listo el Primer Encuentro Internacional “de mujeres que luchan’’ convocado por el EZLN

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Miles de mujeres indígenas de todos los caracoles zapatistas, así como de 27 estados del país y 34 países del mundo empezaron a llegar este jueves al Caracol de Morelia, para participar en el “Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de mujeres que Luchan” a realizarse por el Día Internacional de la Mujer, del 8 al 10 de marzo.

Convocadas todas por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG) del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) “y a nombre de las niñas, jóvenas, adultas, ancianas, vivas y muertas, concejas, juntas, promotoras, milicianas, insurgentas y bases de apoyo zapatistas”, este día mochila en la espalda, empezaron a llegar para salir de ahí hasta el domingo 11.

En diciembre pasado, una misiva firmada por las Comandantas Jessica, Esmeralda, Lucía, Zenaida y una niña Defensa Zapatista, el EZLN convocó a la realización de este encuentro donde estarán “mujeres que luchan, resisten y se rebelan en contra del sistema capitalista machista y patriarcal”.

La convocatoria agregó: “Bien que lo sabemos que el mal sistema no sólo nos explota, nos reprime, nos roba y nos desprecia como seres humanos, también nos vuelve a explotar, reprimir, robar y despreciar como mujeres que somos”.

Y ahora, siguió: “lo sabemos porque está más peor, porque ahora, en todo el mundo, nos asesinan. Y a los asesinos, que siempre son el sistema con cara de macho, no les importa si nos matan, porque los policías, los jueces, los medios de comunicación, los malos gobiernos, todos los que allá arriba son lo que son a costa de nuestros dolores, los cubren, los solapan y hasta los premian. Pero como quiera no tenemos miedo, o sí tenemos, pero lo controlamos, y no nos rendimos, y no nos vendemos y no claudicamos”.

A este evento no fueron invitados varones, los únicos que podrán participar son los encapuchados zapatistas, pero harán todo lo necesario para que las asistentes al evento puedan jugar, platicar, cantar, bailar, decir poesías, y cualquier forma de arte y cultura que tengan para compartir sin pena.

“Ellos -los varones zapatistas-, se encargarán de la cocina y de limpiar y de lo que se necesite”, así como de la vigilancia en los alrededores.

Hasta finales de enero pasado, el reporte era de cerca de mil mujeres procedentes de 27 estados del país y 34 países del mundo, entre estos Alemania, Andorra, Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, Estado Español, Estados Unidos, Francia, Grecia, Guatemala, Honduras, Inglaterra, Italia, Nación Mapuche, Nación Cree y Ojibwa, Nación Navajo, Suecia, Nicaragua, País Vasco, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Suiza, Uruguay y Venezuela.

Además, ya había más de 200 propuestas registradas para las participaciones políticas, artísticas y deportivas en diferentes disciplinas: música, danza, teatro, circo, clown, poesía, cuenta cuentos, presentaciones de libros, dibujo, fotografía, cine, futbol y volibol.

De acuerdo con las organizadoras, se espera que las mujeres participen en talleres sobre violencia de género, yoga para niñas, esténcil, arcilla genésica, manifiestos feministas, juegos cooperativos, valoración y uso de la sangre menstrual, género, teatro, danza y pintura como medio de sanación, sensibilización, agroecología, violaciones correctivas, toallas de tela, producción de artículos de higiene personal y descolonizando las caderas.

También habrá talleres sobre el cuerpo y resistencias creativas, de muralismo, feminismo de mujeres de color, deconstruyendo géneros, ciberfeminismo, trabajo corporal, automasaje, reiki, arte abstracto-figurativo, escritura libre, grabado, pintura, creación de libros a partir de experiencias propias, aborto, bioconstrucción, danzaterapia, cocina macrobiótica, grabado, humor y género, aroma touch y reflexología.

Incluso, habrá pláticas sobre linaje femenino, cuerpo de la mujer, formas de resistencia, defensa de derechos humanos y promoción de la cultura, educación antimachista, experiencia de sobreviviente a la violencia, lucha de mujeres en Francia e Italia, aborto, menstruación y deconstrucción del uso de roles.

Además, se analizarán temas como feminicidios, experiencia de lucha del pueblo Mapuche, machismo en los medios de comunicación, la existencia lesbiana en tiempos del patriarcado, feminismo en Cuba, el amor romántico y la erotización de la violencia de género, la violencia sexual en el conflicto armado colombiano, la violencia hacia la mujer, racismo, lucha antiminera, ecofeminismo, feminismos indígenas y negros, economía feminista y sustentabilidad, así como seguridad humana feminista.

Comentarios