Damnificados acusan robo y discriminación de Bansefi en Oaxaca

OAXACA, Oax. (apro).- Por el robo desmedido y el trato discriminatorio que han recibido de parte del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) hacia los damnificados del terremoto de septiembre en la región del Istmo de Tehuantepec, la Red Regional de Vecinos Afectados por el Sismo y Mujeres en Resistencia, realizaron hoy protestas en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad y Bansefi en Juchitán.

Los inconformes denunciaron falta de interés de los tres órdenes de gobierno para resolver los problemas pendientes de los damnificados y el aumento excesivo a las tarifas del servicio de la luz eléctrica.

Con cartulinas y la leyenda “Bansefi tu trato es indigno”, “Entrega inmediata de tarjetas”, “Alto al robo de tarjetas de los damnificados”, “exigimos pagos puntuales de tarjetas”, las mujeres protestaron porque a seis meses del sismo del pasado 7 de septiembre, aún siguen los efectos de la tragedia que no han sido solucionadas por los tres órdenes de gobierno.

Se quejaron que muchas familias viven en situaciones precarias, bajo lonas, sufriendo los cambios tan bruscos del clima y sin recibir los apoyos correspondientes a sus viviendas.

Por tal razón, exigieron la entrega inmediata de tarjetas correspondientes al primero censo; pago inmediato de los recursos faltantes en las tarjetas; que SEDATU y Bansefi realicen de manera urgente la actualización de las personas censadas en sus bases de datos; la condonación de pago del servicio de la luz eléctrica por lo menos seis bimestres.

De igual forma, pidieron la intervención del gobernador Alejandro Murat Hinojosa para resolver estos problemas y que los recursos destinados a los damnificados de los municipios que entraron en zona de desastre sean entregados de manera correcta e inmediata y sin amiguismo ni tinte político.

A pesar del abandono que sufren los damnificados en la región, el proceso de reconstrucción de sus viviendas ha sido por medio del esfuerzo y sacrificio de los mismos afectados, construyendo los lazos comunitarios y fortaleciendo el tejido social.

Sin embargo, hay una población de familias que ya no pueden continuar construyendo y otras que aún no han podido iniciar, esto debido a la falta de atención de las dependencias encargadas de brindar los apoyos que han sido destinados a las familias damnificadas.

Entre los problemas que enfrentan son las tarjetas que no han sido entregadas a las personas que sus casas fueron censadas, tarjetas que a más de seis meses no cuentan con ningún recurso y otras que aún no les ha llegado el último pago correspondiente de 30 mil pesos de materiales y cinco mil de mano de obra, además que hay personas que no aparecen en el sistema de SEDATU y tienen pérdida total.

Como parte de la reactivación económica el gobierno les prometió hornos de comizcal y de pan, sin embargo, no han sido entregadas, aunado a esto la CFE está abusando de los usuarios aumentado las tarifas de recibo de luz a sabiendas que las familias no cuentan con los recursos para pagarlos.

Comentarios