Gobernador de Sinaloa recicla a exfuncionario implicado en escándalo de “Nalopatrullas”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, designó como tesorero a Ismael Carreón, un exfuncionario que anteriormente fue sancionado por irregularidades en el desempeño de su función, ineficiencia en el servicio público y por violentar la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios.

Carreón Ruelas fue uno de los excolaboradores del gobernador Jesús Alberto Aguilar, también del PRI, sancionados por su responsabilidad directa en la adquisición de las polémicas “Nalopatrullas”.

El portal noticioso de Ríodoce destacó que el nombramiento del funcionario fue anunciado esta tarde a través de un pequeño comunicado de apenas dos párrafos, en los que se explican los cambios realizados en la subsecretaría de Administración y Finanzas y en la dirección del Instituto de Pensiones de Sinaloa.

“Por instrucciones del gobernador Quirino Ordaz Coppel, el secretario de Administración y Finanzas, Carlos Ortega Carricarte, tomó protesta a Ismael Carreón Ruelas, como nuevo subsecretario de Administración, y a Alfredo Rivera Montoya, quien a partir de hoy fungirá como director del Instituto de Pensiones”, detalla el comunicado de prensa.

Según listados de servidores públicos sancionados, disponibles en el portal web del gobierno de Sinaloa, Carrón Ruelas fue sancionado a través de cinco procedimientos administrativos que iniciaron en 2011 y 2012 por la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas.

Los procedimientos administrativos concluyeron en diferentes tipos de sanciones que fueron desde amonestaciones públicas, una suspensión de siete días y otra por 30 días sin goce de sueldo.

En los procedimientos administrativos UTRC-DR-451/2011, UTRC-DRSP-341/2012, UTRC-DRSP-338/2012, UTRC-DRSP-336/2012, a Carrón Ruelas se le sanciona por irregularidades en el desempeño de su función, ineficiencia del servicio público, deficiencias en el desempeño de sus funciones y por violentar la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de Sinaloa.

Las “Nalopatrullas” fue el primer caso de corrupción con el que inició el gobierno de Mario López Valdez y se originó durante el proceso de transición entre Aguilar Padilla y Malova.

La compra directa de 90 camionetas, por 50.9 millones de pesos, a Leonardo “Nalo” Félix, padrino político y amigo de López Valdez, fue autorizada en la recta final de Aguilar Padilla, pero a petición de Malova.

Durante el gobierno de Aguilar Padilla, Ordaz Coppel fue subsecretario de Administración y Finanzas durante un periodo y habría trabajado con Ruelas Carreón.

Comentarios