Superliga griega, “a la banca” indefinidamente tras incidente con arma en un partido

CIUDAD DE MEXICO (apro).- El gobierno griego suspendió por tiempo indeterminado la Superliga –la mayor competición de futbol profesional en dicho país– después de que el dueño y presidente del equipo Paok, Ivan Savvidis, ingresara al terreno de juego con un arma para amenazar al árbitro que le anuló un gol por fuera de lugar en su club en la recta final del clásico, el pasado domingo.

El viceministro de Cultura y Deporte, Dimitris Vassiliadis, anunció este lunes que la interrupción de la Superliga “es por tiempo indeterminado”.

Vassiladis garantizó además que el torneo “no volverá a comenzar, a menos de que exista un marco claro, acordado por todos, para avanzar con las condiciones y las reglas”.

A su vez, la policía griega libró este lunes una orden de aprehensión contra Savvidis, e incluye a los cuatro elementos de su seguridad privada que lo acompañaron al momento del incidente.

Mientras que la FIFA envió un oficio a la Federación de Futbol de Grecia en la que le pide intervenir “ante la insostenible situación”, luego de los incidentes del juego entre Paok y AEK.

El máximo órgano rector del futbol en el mundo le refiere a la federación griega que sus reglamentos le permiten intervenir de oficio, así se traten de torneos domésticos.

La FIFA adelantó que el Comité de Ética también tiene derecho a investigar “y juzgar casos nacionales si las asociaciones, confederaciones y otras organizaciones deportivas no procesan ni sancionan tales infracciones”.

Incluso, la FIFA amenaza con sancionar a la federación griega en caso no aplicar las medidas correctivas.

En los incidentes del pasado domingo, el árbitro y sus asistentes corrieron al vestidor. Dos horas después, el silbante llamó a los capitanes de cada uno de los equipos para informarles el cambio de decisión sobre el gol anulado. Tras las amenazas, el hombre de negro decidió dar por válida la anotación.

Empero, en protesta, el AEK se negó a regresar al campo de juego.

Ahora, la justicia deportiva de aquel país deberá resolver el controvertido caso.

Comentarios