Defensa de César Duarte niega que rancho incautado sea del exgobernador

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ricardo Sánchez Reyes Retana, abogado defensor César Duarte Jáquez, desmintió que el rancho San Isidro, asegurado el sábado pasado en el municipio de Parral, pertenezca al exmandatario chihuahuense.

Sánchez Reyes Retana aseveró en un comunicado de prensa, que el gobernador Javier Corral Jurado emitió información falsa.

“Categóricamente rechazamos cualquier vínculo de propiedad o posesión con el predio anunciado y hago una cordial invitación pública a Javier Corral Jurado, para que se conduzca con verdad ante el pueblo de Chihuahua”.

El gobernador y la Fiscalía General del Estado dieron a conocer hoy que aseguraron otro rancho a César Duarte, quien se encuentra prófugo de la justicia por los delitos de peculado agravado y peculado electoral.

El rancho asegurado tiene una superficie de 2 mil 385 hectáreas, en las que se encuentra una pila de agua, un molino de viento, un presón y un arroyo, según dijo la FGE después de que Corral anunció el aseguramiento.

Las autoridades aseveraron que el predio fue adquirido personalmente por César Duarte cuando era gobernador de Chihuahua.

El litigante insistió en el comunicado: “Mi defendido no es propietario ni poseedor del rancho denominado San Isidro, siendo absolutamente falsa la afirmación del gobernador del estado de Chihuahua que este predio le pertenece”.

El mes pasado, la FGE incautó otro predio en el municipio de Camargo, que comprende cuatro ranchos y Sánchez Reyes Retana dijo que esos cuatro ranchos son bienes rústicos que pertenecen a una misma propiedad llamada San Rafael del Agostadero o Agostadero de Jáquez o Agostadero de Moreno.

El abogado defensor aseguró que son potreros y no ranchos, que han pertenecido desde hace casi cien años, a la familia del exgobernador. Sobre el ganado, dijo que es de Nueva Zelanda, criollo y no fue adquirido con recursos públicos.

De los búfalos que se encontraban en los ranchos de Camargo mencionó que fueron donados; el pie de crías de jabalíes también fue una donación y el par de llamas se las regaló la familia Portillo, antes de asumir el cargo de gobernador.

El abogado de Duarte insistió en que esas propiedades tampoco son de su cliente y acusó que cada imputación se ha convertido en órdenes de captura y anunció que las propiedades aseguradas son analizadas por el Poder Judicial de la Federación, ya que no confía en la procuración e impartición de justicia de Chihuahua porque, asegura, han incurrido en graves violaciones al debido proceso, presunción de inocencia e intimidación.

Los casos penales se encuentran en proceso, por lo que ambas partes tendrán que demostrar la información que han emitido a través de medios de comunicación.

Comentarios