Experta en tortura, la candidata de Trump para dirigir a la CIA

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso a una experta en tortura para que encabece la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Se trata de Gina Haspel, una espía de 61 años que se unió en 1985 a la CIA, una de las agencias de inteligencia más importantes del mundo. Si su designación es aprobada por el Senado, ella se convertirá en la primera mujer que encabece esta dependencia estadunidense.

De acuerdo con medios locales, la confirmación de Haspel podría tener complicaciones debido a su participación en operaciones encubiertas en las que, según denuncias, hubo actos de tortura.

Impulsada por Trump, Haspel remplazaría en la CIA a Mike Pompeo, a quien el propio mandatario designó este martes como nuevo jefe de la diplomacia estadunidense tras despedir a Rex Tillerson a través de un mensaje en Twitter.

Experimentada en operaciones clandestinas, la espía fue jefa de estación en distintas naciones, principalmente en Reino Unido (Londres) a finales de la década de los años 2000.

Al respecto, la agencia AFP informó que el presidente de la Comisión de Inteligencia del Senado, el republicano Richard Burr, anunció que apoyará su nombramiento por considerar que tiene “habilidades, experiencia y juicio necesario para liderar” la CIA.

Sin embargo, el senador demócrata Ron Wyden adelantó que rechazará la designación.

“Los antecedentes de la señora Haspel la hacen inadecuada para servir como directora (…). Si la señora Haspel busca servir en los más altos niveles de inteligencia de Estados Unidos, el gobierno ya no puede encubrir hechos perturbadores de su pasado”, dijo el legislador.

Haspel, actual número dos de la CIA, fue nombrada en 2013 al frente del Servicio Nacional Clandestino de la agencia, pero rápidamente fue cesada tras cuestionamientos sobre su papel en interrogatorios posteriores a los atentados terroristas del 11 de Septiembre, que incluyeron métodos considerados tortura, como simulaciones de ahogamiento.

También, de acuerdo con medios estadunidenses, la propuesta de Trump dirigió una prisión secreta en Tailandia, en la que los detenidos fueron sometidos a prácticas como el submarino (simulación de ahogamiento).

Incluso, el diario The Washington Post afirmó que ella, en 2005, participó en la destrucción de videos comprometedores sobre técnicas de “interrogatorio intensivo” aplicadas a presuntos integrantes de la organización terrorista Al Qaeda.

Sobre dicho asunto, la Comisión de Inteligencia del Senado realizó en 2014 un informe secreto; no obstante, su actual presidente, Burr, pretende obtener todas las copias para evitar filtraciones a la prensa.

Consultados los demócratas sobre la investigación, revelaron que temen que los republicanos busquen destruir todas las copias del informe de seis mil páginas.

Según la agencia AFP, existe un resumen de 528 páginas, publicado en diciembre de 2014, y una copia de la versión completa se encuentra en Chicago, en la biblioteca presidencial de Barack Obama, la cual dejará de ser clasificada en 2029.

Comentarios