Obispos advierten a electores que la Iglesia católica reprueba aborto y bodas gay

Obispos durante un encuentro en Tlaxcala. Foto: Gustavo Herrera Obispos durante un encuentro en Tlaxcala. Foto: Gustavo Herrera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A dos semanas de arrancar las campañas políticas, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó “a todos los católicos y personas de buena voluntad” para que emitan su voto en “conciencia”, recordándoles que la Iglesia católica está en contra del aborto y de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

A través de un comunicado de prensa, la CEM, que aglutina a los más de cien obispos del país, les pidió hoy a los católicos que, al momento de emitir su sufragio, “elijan en conciencia de acuerdo con los principios y valores que han descubierto en la experiencia de la fe”.

Y estos principios y valores, recalca el Episcopado, promueven el respeto a la vida “desde el momento de la fecundación y hasta la muerte natural”, así como al “matrimonio heterosexual y monogámico”.

Agrega el comunicado:

“En el escenario concreto que vivimos, cuando los valores fundamentales palidecen, es preciso hacer el esfuerzo de un discernimiento crítico que nos permita optar en conciencia por quienes puedan realizar en lo posible el auténtico bien común”.

Asimismo, indica tajante que “en la enseñanza de la Iglesia el mal moral no puede ser elegido nunca ni como fin ni como medio”.

También señala que “en todos los partidos podemos encontrar personas más o menos comprometidas con el bien común. Por ello, es necesario discernir por quién votar. Lo prudente y responsable es buscar para cada puesto de elección popular a la persona más idónea y no dejarnos manipular para que votemos en bloque por un solo tipo de propuesta, de manera irreflexiva y mucho menos bajo alguna modalidad de ´compra de voto´”.

Añade:

“El voto de los mexicanos debe producir gobernantes y autoridades responsables; y generar una opinión cívica crítica. Pues en el ejercicio ordinario de los funcionarios, nuestro voto exige el sano control sobre nuestros políticos: en su remuneración y gratificaciones, en los gastos de partidos y publicidad, en los proyectos y obras públicas, en el control de la corrupción, la ilegalidad y la eliminación de arbitrariedades”.

Por último, la CEM pide en su comunicado trabajar “comprometidamente por un México más próspero y pacífico, más solidario y participativo, más atento al rostro de los más pobres y menos cómplice de quienes los olvidan, los manipulan o los marginan”.

 

Load More