La PGR sólo “simula” en investigación sobre Pegasus; urge un mecanismo extraordinario: ONG

Activistas piden a la PGR investigar espionaje. Foto: Benjamin Flores Activistas piden a la PGR investigar espionaje. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La supuesta investigación que inició la Procuraduría General de la República (PGR) hace nueve meses sobre el uso ilegal del programa espía Pegasus contra científicos, defensores de derechos humanos y periodistas resultó una “simulación”.

Un ejemplo: si bien la Agencia de Investigación Criminal (AIC) fue la única dependencia en reconocer que utilizó el programa espía, los agentes de la PGR nunca interrogaron a Tomás Zerón de Lucio, el amigo del presidente Enrique Peña Nieto que encabezó la dependencia y fue señalado por fabricar evidencias en el caso Ayotzinapa.

En una protesta frente a la sede de la PGR, Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Digitales (R3D), aseveró que esta reticencia a investigar demuestra que “la PGR trabaja para proteger los intereses de un grupo”.

La dependencia, añadió el abogado, justificó sus nulos avances por la “falta de presupuesto”, lo que resultó “totalmente inverosímil”, pues declaró que “una institución que gastó millones de dólares para adquirir Pegasus” tiene recursos para investigar.

Recordó que las víctimas de espionaje exigieron desde julio pasado que un grupo de expertos independientes supervisara la investigación, exigencia que el gobierno ignoró por completo.

Al interponer la denuncia, las víctimas anunciaron que la PGR no se investigaría a sí misma sin un control externo, y los hechos les dieron la razón; además, García recordó que “desde un principio” Peña Nieto negó que su gobierno espiara a la sociedad civil.

El abogado forma parte de un grupo de organizaciones que reiteró hoy su exigencia de establecer un “mecanismo extraordinario” para avanzar en la investigación y esclarecer quién espió a ciudadanos que no eran sujetos a una investigación criminal y con qué objetivos lo hizo.

El pasado 20 de febrero, el New York Times reveló que el gobierno mexicano envió varias solicitudes de colaboración al FBI, pero la agencia estadunidense se negó, aseverando que la PGR utilizaría su nombre como “respaldo a su investigación vergonzante”.

Comentarios

Load More