“Ready Player One”: Un compendio de cultura

Ready Player One. Ready Player One.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Esta cinta dirigida por Steven Spielberg es una ceremonia orgiástica de efectos visuales, referencias gamers y de cultura pop de los ochenta y noventa; una excelente cinta de entretenimiento, pero no una obra maestra.

La película está basada en la novela homónima de Ernest Cline, y gira en torno a un adolescente llamado Wade (Tye Sheridan) que vive en el año 2044 en una ciudad del estado de Ohio, Estados Unidos, en un mundo donde los sueños sólo pueden cumplirse, aparentemente, dentro de la realidad virtual del videojuego llamado Oasis. En ese espacio la gente entra para vivir otra vida llena de aventura.

El creador del juego es una figura icónica de la cultura pop llamado Halliday (Mark Rylance), quien al morir ha dejado en el videojuego un “huevo de Pascua”, el cual pertenecerá a quien encuentre tres llaves ocultas. Quien gane el huevo obtendrá la fortuna de Halliday y absoluto control de Oasis.

Como Oasis es prácticamente lo único que la humanidad tiene para divertirse –al menos eso es lo que nos hacen pensar miles y miles de personas alrededor del mundo–, están en busca del huevo de Pascua, sin mencionar a una poderosa compañía llamada IOI que desarrolla artículos virtuales dentro del juego –y que ayudan a los jugadores a ser más poderosos–. Este es gratuito de entrada, pero si se quiere usar alguna armadura, arma o aditamento especial, puede comprarlo a IOI. Si esta compañía tomará el control del juego, haría que la gente pagara por entrar, lo cual traicionaría el espíritu de Halliday.

Wade es uno de los jugadores que busca hacerse del control de Oasis, no tanto por el dinero sino por mantener vivo el espíritu del juego y honrar la memoria de su ídolo. En su aventura, nuestro héroe contará con la ayuda de otros video-jugadores, así como de la hermosa Art3mis (Olivia Cooke), una blogger famosa (desde su propio sitio en un portal de internet) y una de las principales contendientes para encontrar el huevo de Pascua. Por supuesto, también deberá enfrentarse a las huestes de IOI que persiguen el mismo objetivo.

La cinta es delirante, tanto en su componente estético como en su enorme lista de referencias a películas, música y videojuegos, principalmente de los ochenta, aunque también hay algunos guiños noventeros. Así pues, el resultado es una especie de viaje en el tiempo donde conviven pasado y futuro.

Ready Player One (EU-2018) contiene una dosis alta de aventura, acción, fantasía y ciencia-ficción, pero en esencia es una película juvenil (teen movie), donde dos adolescentes deberán pasar por varios obstáculos para consumar su amor.

El filme es emocionante y divertido, desgraciadamente hay tanta información y pasan tantas cosas, que no hay tiempo para desarrollar el drama de los personajes a fondo, por lo cual las relaciones interpersonales se sienten un poco artificiales. Y para colmo… pero eso ya es al final. No es lo peor que ha hecho Spielberg, pero tampoco está dentro de lo mejor.

Comentarios

Load More