Otorgan Premio Don Sergio Méndez Arceo a defensores nahuas del agua en Edomex

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Los organizadores del Premio Nacional de Derechos Humanos Don Sergio Méndez Arceo 2018 confirmaron que la presea será entregada este año a los defensores del agua del pueblo náhuatl de San Pedro Tlanixco, en Tenango del Valle, Estado de México, quienes llevan varios años presos por la defensa de su patrimonio natural.

En conferencia de prensa, reconocieron la labor de Dominga González Martínez, Marco Antonio Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Pedro Sánchez Berriozábal, Teófilo Pérez González y Rómulo Arias Mireles, quienes iniciaron desde 1989 la lucha por la defensa del vital líquido y se encuentran presos y condenados a más de 50 años por el supuesto homicidio de un empresario.

La comunidad de Tlanixco ha denunciado que empresas trasnacionales se quieren apoderar del agua que surge en esa zona, pero también que el gobierno federal les impuso una autopista que comunica a Tenango del Valle con Ixtapan de la Sal, vía que “partió nuestro pueblo por la mitad”.

Según la información dada a conocer, “desde el año 2003 nuestro pueblo ha vivido constantes ataques por parte de los malos gobiernos y los medios de paga que, como siempre, han hecho el trabajo sucio para desprestigiar las dignas luchas de los pueblos, difundiendo la falsa noticia de que nosotros habíamos linchado” al empresario.

Desde el 2 de abril de ese año, elementos policiacos realizan cateos en el poblado, e incluso en la escuela primaria “con el pretexto de buscar a uno de nuestros compañeros, cortando cartucho y asustando a los niños, a esto lo llamamos una tortura psicológica para todo el pueblo, pues sabemos que esta es la forma que tienen para que las personas no sigan defendiendo lo suyo, porque les meten miedo”.

Los cateos dieron como resultado la detención de los cinco defensores y la defensora que siguen presos y han sido juzgados en un “proceso que ha estado lleno de irregularidades, de contradicciones y de violaciones a nuestros derechos, que en la realidad nunca se ha podido comprobar que hayan hecho de lo que se les acusa, que se dieron sentencias de más de 50 años sin comprobar y que los procesos tienen nueve años, mismos que han estado nuestros defensores del agua y de la vida recluidos injustamente, y que no se nos permite visitarles para darles ánimos porque dicen que sólo su familia puede entrar a verles”, acusan en un documento.

En la categoría individual, el premio será entregado a Irinea Buendía Cortés, madre de Irinea Mariana, víctima de feminicidio en 2010. Desde que ocurrió el crimen de su hija, Irinea Buendía se ha dedicado a luchar por justicia para su hija y otras mujeres víctimas de feminicidio.

Además, ha tenido que llevar a cabo una investigación por su propia cuenta, debido a la indolencia de las autoridades.

Igual desmintió las pruebas del MP que quería cerrar el caso y “probar” que su hija se había suicidado.

El caso escaló y se convirtió en 2013 en un tema que se llevó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), siendo el primer caso de feminicidio atraído por el tribunal supremo.

En 2015, la SCJN ordenó al Estado de México realizar de nueva cuenta las investigaciones siguiendo la línea de feminicidio.

El reconocimiento será entregado el próximo 21 de abril, en Cuernavaca, y consiste en un diploma y apoyo económico para cada una de las categorías.

El Premio Don Sergio Méndez Arceo ha sido entregado a lo largo de 24 años y ha sido recibido por los obispos Samuel Ruiz García, Raúl Vera López y Arturo Lona, así como por Amalia Medina, José Álvarez Icaza, Miguel Concha Malo, Rosario Ibarra de Piedra, Bárbara Zamora López, Lydia Cacho, Javier Sicilia e Ignacio del Valle, entre otros.

También ha sido entregado, entre otros, a la Sociedad Civil Las Abejas, de Chipas; Católicas por el Derecho a Decidir, Mujeres por México en Chihuahua, Frente Cívico Pro Defensa del Casino de la Selva, Consejo de Pueblos de Morelos, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, Las Patronas y Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.

Comentarios