El FPDT emplaza a candidatos a un debate sobre la construcción del NAICM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) blandieron una vez más sus machetes para advertir a los candidatos presidenciales que están dispuestos a intensificar su lucha por impedir la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

En conferencia de prensa, los integrantes del movimiento social que inició hace 17 años y logró detener la construcción del aeropuerto en San Salvador Atenco, emplazaron a los tres aspirantes presidenciales punteros en las encuestas a un debate sobre la construcción del megaproyecto.

Acompañados de asesores en materia legal, ambiental, hidrológica, arquitectónica, antropológica y de transparencia, los campesinos de Atenco advirtieron que su oposición al megaproyecto que pretende ser la obra cumbre del sexenio de Enrique Peña Nieto, tiene bases científicas y de derechos humanos.

“Señor Andrés Manuel López Obrador señor José Antonio Meade, señor (Ricardo) Anaya: aquí estamos, sí existimos; estamos listos para cualquier debate público para defender la verdad y la razón con una verdad científica y nuestro actuar congruente, Llevamos 17 años resistiendo y podemos resistir otros 17 más”, señaló América del Valle hija del líder del FPDT, Ignacio del Valle.

Sobre las declaraciones del candidato de la alianza Juntos haremos Historia, de cancelar el proyecto del NAICM, la vocera del movimiento destacó que las expresiones de López Obrador deben colocarse en el contexto electoral, pero que de ganar la elección, el FPDT estará listo para recordarle sus palabras.

“Si el señor de llega a la silla presidencial, le vamos a seguir insistiendo que responda a lo que él mismo ha declarado, el señor López Obrador tendrá que cumplir su palabra porque si no seguiremos insistiendo y tendrá que ser congruente”, apuntó la activista al tiempo que advirtió que el movimiento social al que pertenece no militan en Morena ni son “pro AMLO”.

Puntualizó que la posición inamovible del FPDT tiene un arraigo de “hace 17 años desde antes de que pasara esta coyuntura electoral, en los anteriores tres gobiernos que han pasado, Vicente Fox, Felipe Calderón y éste que nos reprimió, es que el aeropuerto, no es que sea inviable, es humanamente posible, pero el asunto es que es un gran negocio, es un fraude para todos los mexicanos y un agravio para la región”.

Los especialistas que acompañaron a los macheteros Atenco, expusieron ante los medios algunos argumentos legales y científicos por los que el proyecto debe ser cancelado.

Sandino Rivero, abogado del FPDT, explicó que están en curso varios juicios de amparo, y que por el momento se encuentra uno en revisión en el que se presentaron peritajes independientes con el fin de demostrar el legítimo derecho de los pueblos para impugnar la construcción dadas las afectaciones que están sufriendo en materia ambiental y que tenían derecho a ser consultados como pueblos originarios equiparados.

La investigadora Julieta Lamberti, resaltó que el megaproyecto se distingue por la opacidad y falta de transparencia, contraviniendo disposiciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) para este tipo de obras.

Dijo que en el caso de hasta diciembre de 2017 se habían entregado 292 contratos por 127 mil 600 millones de pesos, contratos que se destinaron en 90% a una sola empresa, ubicándose como los mayores beneficiarios, el magnate Carlos Slim y la empresa estadunidense Partson International Ltd, por asignación directa, que en su país tiene varias demandas por incumplimiento en los tiempos de entrega de obras de infraestructura.

El hidrólogo Carlos Vargas, de Agua para Todos, refirió que el lugar donde se pretende edificar el NAICM es “el peor sitio”, debido a los hundimientos y amenazas de socavones que hay en la zona debido a que el terreno es arcilloso, donde se prevé que con la construcción haya hundimientos anuales de 45 centímetros al año.

Además, advirtió de la amenaza a la contaminación de los mantos freáticos profundos, de donde extraen agua la mayoría de los pueblos colindantes con el terreno sobre el que se pretende construir el aeropuerto, sin contar que para abastecer a la infraestructura que vendrá con el NAICM se pretende “despojar a los pueblos originarios de Santa Catarina del Monte de sus manantiales”.

El arquitecto Jesús Flores respaldó las apreciaciones de Vargas y añadió que, desde el punto de vista del avance tecnológico en ingeniería, es posible la construcción de la megaobra, pero las consecuencias a la atmósfera serían catastróficas.

De acuerdo al investigador, se calcula que “la cantidad de contaminantes debido al tráfico aéreo en un radio de 300 kilómetros es de 7.5 millones de toneladas de dióxido de carbono al año”, contaminación que representará “el 7% de la emisiones tóxicas de la Zona Metropolitana del Valle de México”.

Por su parte, el antropólogo Itziar Pineda, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), presentó algunas de las conclusiones de el peritaje que realizó para demostrar que los opositores al proyecto cumplen con los requisitos de ser pueblos equiparables a pueblos indígenas, por lo que se les violó el derecho a la consulta previa, libre e informada sobre la construcción del NAICM.

Comentarios