Carlos Carrera gana el primer Premio Quirino al mejor largometraje por “Ana y Bruno”

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El cineasta Carlos Carrera (Ciudad de México, 1962) obtuvo el Premio Quirino al Mejor Largometraje de Animación, otorgados por primera vez en Tenerife, España, por su película Ana y Bruno, producida por Pablo Baksht, que marca su retorno a la cinematografía luego de diez años en los cuales no realizó ninguna película.

Ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1994 por su cortometraje de animación El héroe, Carrera realiza con Ana y Bruno su primer largo en este género con este filme estrenado en la 41 edición del Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy, en Francia.

La cinta galardonada, producida por Altavista Films, Lo Coloco Films, en coproducción con ITACA Films, Ánima, Five 7 Media y Argos Servicios Informativos, se basa en la novela de Ana de Daniel Emil, quien es el guionista, y fue adaptado por el dramaturgo, guionista y director de cine y teatro Flavio González Mello.

Así lo informó la reportera Columba Vértiz de la Fuente en el semanario Proceso el 23 de junio de 2017, a quien Carrera declaró:

“Con este largometraje conseguí lo que siempre había querido realizar. Empecé creando primero animación (El héroe), después seguí el camino de la ficción con actores, la cual me gustó y me quedé ahí un rato, porque había pocas posibilidades de elaborar largos de animación en México.”

Realizador de cintas como La mujer de Benjamín, El crimen del padre Amaro y Backyard: El traspatio, Carrera compitió en Tenerife con otras películas de animación como Deep, de Julio Soto Gurpide: Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas, de Enrique Gato y David Alonso; y la coproducción colombiana-uruguaya El libro de Lila, de Marcela Rincón González.

El Instituto Mexicano de Cinematografía expresó a través de un comunicado sus felicitaciones al cineasta, quien ha sido galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Ariel.

Los Premios Quirino se crearon con el propósito de reconocer a los creadores en la industria de la animación iberoamericana. Participan Portugal, Andorra, España y América Latina. Reciben el nombre del primer largometraje de la historia, realizado en 1917, Quirino Cristiani, autor de El Apóstol, una producción argentina, en donde se utilizaron 58 mil dibujos en 35 mmm y varias maquetas (https://premiosquirino.org/).

Ana y Bruno relata la historia de una niña que se fuga de una clínica psiquiátrica para buscar a su padre y emprende entonces un viaje con múltiples aventuras en donde se encontrará con fantásticos seres. Según información en los medios, podría ser estrenada comercialmente en México el próximo 31 de agosto.

Comentarios