El Conafe presiona a empleados en Zacatecas para que promuevan el voto a favor de Meade

El delegado del Conafe en Zacatecas, Luis Miguel Melgar Mendoza y José Antonio Meade. Foto: Especial El delegado del Conafe en Zacatecas, Luis Miguel Melgar Mendoza y José Antonio Meade. Foto: Especial

ZACATECAS, Zac. (apro).- En una reunión que al parecer se realizó en las oficinas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), el delegado Luis Miguel Melgar Mendoza pidió a los empleados convertirse en promotores del voto a favor de José Antonio Meade Kuribreña, candidato presidencial de la coalición Todos por México.

Durante el encuentro, los trabajadores fueron presionados para que en ese momento decidieran si formarán parte “del equipo”, porque la lista, les dijeron, “llegará hasta el presidente para saber con quién se cuenta en Conafe”, ya que, según el delegado, se trata de una estrategia nacional que surgió desde las oficinas centrales de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En su edición de este lunes, el periódico La Jornada Zacatecas difundió una nota al respecto titulada: “Conafe opera red de apoyo ilegal a favor de Meade”, a partir de un audio en el que se registra lo que el delegado y uno de sus colaboradores (no identificado) plantearon a los trabajadores del organismo.

En el audio –al que Apro tuvo acceso–, ambos personajes reconocen que “la situación está difícil, hay mucho riesgo”, en lo que parece una referencia a la baja aceptación que tiene al candidato de la coalición PRI-PVEM-Panal, y señalan “al equipo de trabajo” que serán cuatro meses de ardua actividad.

Luego, el colaborador de Melgar Mendoza pregunta a los presentes si ya conocen la historia de cada uno de los candidatos y la candidata a la presidencia de la República, y de entrada les aclara que en caso de que decidan participar como promotores no deben prometer nada.

“Para qué generamos compromisos que nunca se van a cumplir… con que sigamos igual, me doy por servido, para qué pedimos más, para qué queremos más si con lo que tenemos no sabemos administrar, no nos alcanza para valorarlo como debía de ser…”, se le escucha decir, y agrega que en reuniones posteriores se les indicará qué información deberán dar.

En ese momento anuncia que tomará la voz el delegado de Conafe, y éste asegura que la situación “está muy crítica”.

Melgar Mendoza emplea una metáfora para advertir a los asistentes que lo que han logrado con el gobierno del PRI pueden perderlo si triunfa otro que no sea Meade, y acusa a los otros candidatos de mentir, de “ofrecer las perlas de la Virgen” y de pretender echar abajo reformas como la educativa, con la que “ahora sí en septiembre próximo los niños de preescolar y primaria van a tener libros diferentes y programas diferentes”.

Posteriormente califica de inverosímil y falso que se pueda bajar el precio de la gasolina o que se cancele la construcción del aeropuerto en Texcoco, esto último planteado por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Melgar Mendoza explica enseguida que la labor de los trabajadores de Conafe será convencer a la gente para que dé su voto a Meade, sin recurrir a la amenaza. “No le vas a decir: si no votas así te va a ir; no vas a ganar nada. Se trata de que tú lo convenzas a él”.

Según el funcionario, en la competencia por la presidencia de la República hay tres personajes: “un muchachito que se hizo rico de la noche a la mañana; el otro que no sabe ni cómo se llama y una gente que está preparada”.

Luego describe la preparación profesional del candidato del Partido Revolucionario Institucional, quien –subraya– “habla 10 idiomas, pero no los presume como el otro (Ricardo Anaya); tiene dos doctorados y tres maestrías. Eso es lo que tenemos que argumentar”, y no hablar de que bajará el precio de la gasolina o de la leche, pues “no vamos a ofrecer mentiras, simplemente tenemos que escoger al mejor”.

La grabación concluye cuando el delegado de Conafe y su colaborador recalcan que el reclutamiento es voluntario y quien no acepte no perderá su trabajo, pero insisten a los trabajadores en que decidan en ese momento si participarán y les solicitan sus datos personales.

“No pueden pensarlo, es sí o no porque lo tenemos que mandar ahorita a México”, se escucha a una persona, y aclara que la invitación no se originó en la delegación, sino desde las oficinas centrales y la SEP.

Apro buscó a Melgar Mendoza, y aunque vio los mensajes vía celular, no respondió.

Comentarios

Load More