EU envía garantías a Italia para obtener la extradición de Yarrington

ROMA (apro).- El proceso de extradición a Estados Unidos de Tomás Yarrington, el exgobernador mexicano acusado de lavar dinero del narcotráfico y arrestado el año pasado en Italia, parece imparable.

La División Criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos ha enviado a Italia garantías de que, una vez extraditado a ese país y condenado de los delitos que se le imputan, Yarrington no será privado de la posibilidad de pedir reducciones de pena, incluso si es condenado a cadena perpetua, tal como solicita el país europeo para autorizar la entrega, según un nuevo documento al que ha tenido acceso este martes Apro.

El Departamento de Justicia estadunidense logra así dar un paso más en el largo camino legal que ha emprendido para lograr que el exgobernador de Tamaulipas sea trasladado a Estados Unidos, el cual –como publicó en días anteriores en exclusiva Apro– se desbloqueó la semana pasada luego de que el Tribunal Supremo de Italia depositara los fundamentos de la sentencia dictada el 26 de febrero pasado.

Con esta decisión, de hecho, el Tribunal Supremo de Italia explicó por qué rechazó la solicitud de extradición a México y pidió que fuera revisada nuevamente por la Corte de Apelaciones de Florencia, el tribunal de primera instancia que analizó el caso.

Y, en paralelo, dio luz verde para que el gobierno italiano autorice la extradición a Estados Unidos, en un plazo máximo de 45 días —que se cuentan a partir del miércoles 4—, tal como recuerda también la nueva nota enviada por el Departamento de Justicia estadunidense.

Facultad presidencial

En concreto, según este último documento, enviado a Roma el lunes 9, de nueve páginas de extensión y que responde a una petición de información hecha por el Ministerio de Justicia de Italia sobre el caso Yarrington, Estados Unidos explica que el juez estadunidense puede reducir el plazo de detención tras revisión de la Comisión de Armonización de Penas de Estados Unidos, por petición del detenido, o del director del Buró de Prisiones, según indica en la sección 3582(c)(2) del título 18 del Código de Estados Unidos.

Además de ello, también se observa que se permite la conmutación de las penas por intermediación del presidente de Estados Unidos, como prevé la sección segunda del artículo segundo de la Constitución estadunidense, así como otras formas de apelación, entre ellas, recurrir al Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos (Court of Appeals).

En todo caso, Yarrington podrá gozar de estos derechos si cumple con una serie de requisitos, como la buena conducta, algo que el país decidirá de manera autónoma.

“Estados Unidos escribe con el fin de proporcionar más informaciones sobre la legislación que aplica en relación con la petición de extradición de Tomás Jesús Ruvalcaba Yarrington, en particular con referencia a las condenas que serían aplicadas a Yarrington en caso de éste sea enviado a Estados Unidos”, se destaca en el comienzo de la nota del Departamento de Justicia estadunidense, en la que también se detalla, en términos generales, cómo sería juzgado el exgobernador en ese país.

Un elemento relevante puesto que, esto último, estuvo entre las objeciones presentadas por los abogados defensores de Yarrington.

Satisfactorio, según Italia

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, la respuesta estadunidense fue bien recibida por las autoridades italianas que han considerado “satisfactorias” las garantías dadas por Estados Unidos, puesto que también en Italia existe la cadena perpetua y que, aquellos que son sentenciados a esta pena, pueden acceder a medidas como la libertad condicional después de un plazo de tiempo transcurrido en prisión y si demuestran cumplir con ciertos requisitos.

“Consideramos que esta nota enviada por Estados Unidos es satisfactoria y que está acompañada por las garantías esenciales”, indicó a Apro la fuente.

Más aún que, como también insistió el Departamento de Justicia estadunidense, Italia ya aprobó en el pasado otras extradiciones similares de sospechosos a Estados Unidos.

Este ha sido el caso de la solicitud de extradición del banquero alemán Florian Wilhelm Jűrgen Homm, por el cual tanto el Tribunal Supremo de Italia como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, rechazaron que penas de detención largas impuestas por Estados Unidos puedan ser motivo de denegación de una solicitud de extradición, recordó el Departamento de Estado.

Otro fue el caso de Kaethe Schuchter, cuya apelación desestimó el Tribunal Supremo de Italia en noviembre de 2010.

“El Tribunal Supremo [de Italia]ya anteriormente ha dictaminado que las objeciones basadas en la potencial extensión de las sentencias bajo la legislación estadunidense no constituyen un motivo para denegar las extradiciones”, escribió la institución, en una nota firmada por Cristina Posa, la oficial de enlace del Departamento de Justicia estadunidense en Roma.

“Agradeciendo la colaboración de las autoridades italianas (…) quedamos a disposición para entregar toda otra información relativa al ordenamiento jurídico estadunidense”, concluyó Posa.

Con ello, se espera que el caso pase a la brevedad a manos del ministro de Justicia de Italia, quien es el que debe dar su aprobación final a la extradición de Yarrington a través de un decreto, lo que —salvo artimañas legales inesperadas— será el paso decisivo para el traslado del exgobernador a Estados Unidos. Algo que se conocerá en un lapso de tiempo que no superará, con toda probabilidad, el mes.

Estados Unidos acusa a Yarrington de 11 delitos por sus presuntos negocios con el Cártel del Golfo, Los Zetas y los Beltrán Leyva, organizaciones criminales con las que, según la justicia de ese país, el expolítico priista se habría relacionado, incurriendo en delitos de narcotráfico e ilícitos financieros.

Comentarios