Pragmatismo en definición de candidaturas “daña la vida pública del país”: politólogo

COLIMA, Col. (apro).- El pragmatismo que se vio en la definición de candidaturas del actual proceso electoral federal y de los estados “daña la vida pública del país”, pues no garantiza la posibilidad de un cambio sustancial, advirtió el politólogo Manuel Salvador González Villa, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima.

El desplazamiento de los principios ideológicos, que en los últimos procesos electorales ha facilitado las alianzas partidistas y el “chapulineo” de personajes en función de la obtención de candidaturas, constituye una sintomatología preocupante y parece una característica que no termina de ser superada en el presente contexto político, dijo.

En entrevista, el académico calificó como “muy criticable” el hecho de que por no haber visto posibilidades de lograr una candidatura en un partido muchos personajes emigraron a otros donde sí se las ofrecían, pero “ese pragmatismo parece ser característica de la gran mayoría de quienes ocupan cargos de elección popular”.

No obstante, refirió que si no se abre paso a figuras políticas diferentes a las que han actuado tradicionalmente a lo largo del tiempo en los partidos políticos, esto va a seguir igual y no habrá esperanzas de que el país cambie.

A juicio de González Villa, tal pareciera que el pragmatismo cobró una estafeta de mayor profundidad en todos los partidos, y que incluso también llegó a Morena, lo que “debe verse con mayor preocupación, sobre todo para los que de alguna manera lo ven como el partido con más posibilidades de ganar la elección”.

Consideró que las posibilidades reales de que Andrés Manuel López Obrador gane la Presidencia de la República es la causa explicativa fundamental de por qué hoy en día Morena se volvió el partido que recogió no solamente la posibilidad de nuevas candidaturas, sino lo peor de los demás partidos políticos.

“Pareciera ser que la base ideológica y los principios programáticos y de partido quedaron en segundo y hasta en tercer lugar, lamentablemente es lo que está siendo observado y eso es muy lamentable para el país”, comentó.

Desde el punto de vista de Salvador González, resulta inconcebible que personajes que hasta hace tiempo eran enemigos políticos de López Obrador ahora aparecen como sus aliados.

“Eso no es algo que se pueda dejar de lado, pero lo peor es que Morena les haya dado cabida desplazando a otros militantes que creían en López Obrador en su momento y ahora tienen una desesperanza por ver esta oleada de políticos que en realidad no permiten pensar que Morena pueda ser ese partido del que se habla, la esperanza de México”, porque “es una escuela de políticos que de alguna manera repiten y reproducen prácticas y conductas ya establecidas, y así no se puede pensar que esto vaya a ser diferente, pues sólo habría un cambio de siglas”.

Se mostró convencido de que López Obrador “como persona política puede ser un cambio hasta cierto grado de lo que otros partidos ofrecen, pero el problema es que él no lo es todo, y que en realidad al aceptar y permitir el arribo de otros políticos él mismo estableció las bases de sus propias limitaciones políticas y de alcance de un proyecto de nación diferente”.

Comentarios