El acid funk de Jamiroquai elevó a los asistentes de la Arena Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ni la combinación de lluvia y tráfico, que tanto detestan los fanáticos cuando se trata de acudir a un concierto en esta capital, detuvo a los más de 20 mil asistentes que llegaron a la Arena Ciudad de México para ver la única presentación de la banda londinense Jamiroquai, la cual en reciprocidad deleitó al público con su característico acid funk.

Tras cinco años de ausencia en el país, Jamiroquai se presentó una vez más en la Arena Ciudad de México con su gira Automaton (2017), nombre de su más reciente material discográfico, y como un previo a su próxima presentación en el festival Coachella de Indio, California, este fin de semana.

Fans de Jamiroquai. Foto: Carlos Enciso

Fans de Jamiroquai. Foto: Carlos Enciso

Con “poncho” y penacho lumínico (este último referencia clara a la tribu indígena iroquesa de donde tomaron parte de su nombre), la agrupación salió al escenario pasadas las 21 horas: Jason Kay, líder de la agrupación conformada por Toby Smith (teclados), Paul Turner (bajo), Nick Van Gelder (batería) y Wallis Buchanan (didgeridoo), quienes complacieron al público con una producción lumínica acorde a su set musical que incluyó 18 temas, entre ellos:

“Shake it on”, “Little L”, “Main Vein”, “Dr. Buzz”, “Space cowboy”, “Alright”, “Superfresh”, “Use the forcé”, “Cosmic girl”, “Give hate a chance”, “Automaton”, “Seven days in sunny june”, Canned” mezclada con “Revolution”, y “Lovefool”.

Foto: Carlos Enciso

Foto: Carlos Enciso

Foto: Carlos Enciso

Foto: Carlos Enciso

Foto: Carlos Enciso

Foto: Carlos Enciso

Carlos Enciso

Por supuesto no podía faltar “Virtual insanity”, que enloqueció a los asistentes, la pegajosa rola del tercer disco de la agrupación Travelling without moving (1996) que los hizo mundialmente famosos, y cuyo video con pisos y paredes desplazando muebles y hasta al propio Jason Kay dentro de una recámara, formó parte de la lista de videos más vistos del canal de paga MTV por su vanguardia. Simplemente uno no podía dejar de verlo:

La banda que surgió en 1992, y tras ocho materiales de estudio –Emergency on planet Earth (1993), The return of the space cowboy (1994), Travelling without moving (1996), Synkronized (1999), A funk odyssey (2001), Dynamite (2005), Rock Dust Light Star (2010) y Automaton (2017)– ha vendido más de 40 millones de copias en todo el mundo.

No hay queja por la presentación de la noche de ayer, pero a diferencia de hace cinco años, cuando se presentaron en 2013 por Rock Dust Light Star, en esta ocasión sólo hubo una fecha. Habrá que esperar otro rato para volver a ver a Jamiroquai de nuevo.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios