Exigen desmantelamiento de la presa El Zapotillo; “el agua no es botín político”

El repudio contra la presa El Zapotillo. Foto: Especial El repudio contra la presa El Zapotillo. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las comunidades jaliscienses de Temacapulín, Acasico y Palmarejo exigieron una vez más el desmantelamiento de la presa El Zapotillo y alternativas sostenibles que garanticen agua para todos.

“Ahora, nuevamente en tiempos electorales, volvemos a escuchar las mismas promesas por parte de todos los candidat@s, y les decimos que ya no les creemos, el agua no es un botín político, no es panfleto de campaña”, subrayaron en comunicado.

Añadieron: “Somos comunidades que hemos resistido durante 13 años los embates de los tres niveles de gobierno, demostrando nuestra capacidad de organización por la defensa del territorio, y gracias a esto hemos evitado que los gobiernos traidores del PRI y del PAN de Jalisco y Guanajuato dejaran sin agua a los Altos de Jalisco y desaparecieran nuestras comunidades”.

Luego de precisar que el proyecto El Zapotillo ha generado afectaciones sociales, ambientales y económicas, destacaron que éstas son cuantiosas y van en aumento: “pérdida de casas, desplazamientos forzosos, más de 3 mil hectáreas de tierra cultivable, corrupción y derroche de dinero público, violación a nuestros derechos humanos, 6 mil familias productoras de Los Altos que verían afectadas su fuente de trabajo, pérdida de biodiversidad y daño al abastecimiento de agua subterránea”, entre otros.

Los habitantes de la zona expresaron en el comunicado que el discurso demagógico de “salvación a las comunidades” lo escuchan cada vez que viene el año electoral. Y así, subrayaron, “han transcurrido los gobiernos de Francisco Ramírez Acuña (PAN), Emilio González Márquez (PAN) y Aristóteles Sandoval (PRI), quienes hicieron sendas promesas de protección y respeto a los pueblos y que finalmente traicionaron sin más”.

Recalcaron: “A todos, candidatos y candidatas les decimos que NO vamos a entrar en debates y discusiones sobre la altura de la cortina (de la presa El Zapotillo), queremos que cambie el paradigma de gestión del agua en el país y en Jalisco. Queremos un nuevo modelo, políticas y programas de gestión integral del agua; que se respeten nuestros derechos humanos; que se reparen integralmente los daños ocasionados; que se audite el proyecto y se finquen responsabilidades”.

Y más: “Ya basta de promesas incumplidas, de oportunismo político, pedimos respeto a nuestras comunidades. Exigimos la cancelación del Zapotillo, presa de la corrupción, del derroche y de la vergüenza, monumento a la Hidromafia de México”.

En estos 13 años de lucha, de resistencia y de propuestas por un nuevo modelo de gestión integral del agua, muchas personas de nuestras comunidades han muerto, llevándose el dolor y la angustia en sus corazones del desprecio de los gobiernos, del despojo e intento de inundación de nuestros pueblos, remataron.

Comentarios

Load More