Trump recula: “Nunca dije cuándo se llevaría a cabo un ataque a Siria”

WASHINGTON (apro).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retractó de haber señalado que su gobierno estaría a punto de lanzar un ataque con misiles en contra de Siria, por encima de la defensa de Rusia al gobierno de Hafez al-Assad.

“Nunca dije cuándo se llevaría a cabo un ataque a Siria. Puede ser pronto o no ser tan pronto. En cualquier caso, bajo mi gobierno, Estados Unidos ha hecho un gran trabajo eliminando al Estado Islámico (EI) de la región (Siria). ¿Dónde está el agradecimiento a Estados Unidos?”, escribió Trump de este jueves en su cuenta personal de la plataforma de Twitter.

No es la primera ocasión en que Trump recula de lo que escribe en la plataforma social, de hecho, se ha convertido en una norma recurrente del mandatario estadunidense.

“Rusia prometió derribar cualquier misil que sea disparado contra Siria. Prepárate Rusia porque estarán llegando misiles bonitos, nuevos e inteligentes. No deberían ser aliados de un animal que mata a su gente y lo disfruta”, había escrito Trump 24 horas antes de su más reciente mensaje sobre el caso sirio.

La advertencia de Trump de atacar a Siria en represalia por el ataque químico contra la población civil, presuntamente orquestado por el gobierno de al-Assad, provocó una serie de críticas a la Casa Blanca por parte de un amplio sector del Congreso federal estadunidense.

Legisladores demócratas y republicanos manifestaron su oposición a que Trump, de manera unilateral, ordenara un ataque a Siria. En el Capitolio, los congresistas inconformes con las bravuconadas del presidente establecieron que un ataque de esa envergadura requiere de la aprobación del Congreso federal.
En los medios de comunicación estadunidenses el anuncio y reto que hizo Trump a Rusia sí pretendía defender a Siria, fue motivo de burlas al mandatario porque revivieron las declaraciones que hizo como candidato a la presidencia en 2016.

Siendo abanderado presidencial del partido republicano, Trump criticó al entonces presidente Barack Obama, y a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, por dar a conocer sus planes en política exterior para contener a naciones como Corea del Norte en sus proyectos de desarrollo de armamento nuclear.

Obama, como Clinton, exponían como posibilidad el uso de la fuerza bélica en el caso extremo de que Corea del Norte representara una amenaza nuclear para la estabilidad mundial.

“Un líder inteligente nunca se debe telegrafiar un ataque”, recriminó Trump a Obama y a Clinton, en 2016.

Comentarios