El Banxico mantiene en 7.50% la Tasa de Interés Interbancaria

Banco de México. Foto: Especial Banco de México. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Banco de México (Banxico) decidió pausar la tendencia al alza de la Tasa de Interés Interbancaria de referencia al dejarla en 7.50%.

Después de que en diciembre y febrero pasados el banco central decidió aumentar dicha variable en 50 puntos base, desde un 7.00%, el instituto encabezado por Alejandro Díaz de León señaló:

“La postura de política monetaria actual es congruente con el anclaje de las expectativas de inflación, así como con una tendencia descendente de la inflación general anual hacia su meta”.

De acuerdo con el Banxico, la disminución de la inflación registrada en los primeros tres meses de 2018 ha sido congruente con su previsión del pasado Informe Trimestral octubre-diciembre 2017.

Asimismo, el comportamiento que se estima presente la inflación en el horizonte en el que opera la política monetaria está en línea con los pronósticos dados a conocer en dicho Informe, por lo que las previsiones se mantienen.

Sin embargo, dicho panorama está sujeto a riesgos.

De entrada, destacó una depreciación de la moneda nacional en respuesta, entre otros elementos, a una evolución desfavorable del proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si bien su probabilidad se ha reducido recientemente.

También están latentes condiciones más restrictivas en los mercados financieros internacionales derivadas de las acciones de política monetaria en Estados Unidos o de otros factores, o la volatilidad asociada al proceso electoral de 2018.

Entre otros riesgos destacan episodios adicionales de choques en los precios de los bienes agropecuarios o que se presenten presiones al alza en los precios de algunos energéticos, ya sea por incrementos en sus referencias internacionales o por ausencia de condiciones de competencia en algunos mercados.

“En cuanto a los riesgos a la baja, destacan que la moneda nacional podría apreciarse en caso de que el resultado de las negociaciones del TLCAN sea favorable o que la actividad económica presente un menor dinamismo que el anticipado. El balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza asociado a los riesgos descritos, en un entorno con un alto grado de incertidumbre”, señaló el comunicado de Política Monetaria.

De acuerdo con el Banxico, en los primeros meses de 2018 la actividad económica en México continuó incrementándose, impulsada especialmente por el sector de servicios y cierta recuperación de la actividad industrial.

Por su parte, las exportaciones siguieron presentando una trayectoria positiva.

En cuanto a la demanda interna, el consumo privado continuó expandiéndose, si bien a un menor ritmo, en tanto que hacia finales de 2017 y principios de 2018 se presentó un aumento en la inversión.

Load More